21 de abril de 2015 / 12:02 p.m.

Monterrey.- Es momento que tanto los profesionales como la Secretaría de Salud tomen cartas en el asunto para verificar y vigilar las labores de supuestos psicólogos que prometen terapias de conversión para homosexuales, coincidieron activistas y especialistas en el estado.

Karla Urriola, de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, señaló que este tipo de "cursos" no solamente confunde a quienes los toman y a sus familias, sino que se ha comprobado mediante estudios científicos que generan consecuencias negativas, en ocasiones, incluso, el suicidio.

"Los elementos que se exponen, se han visto que dan como resultado consecuencias adversas para las personas, porque el tema de la culpa, la vergüenza y estas sensaciones que tienen físicas y emocionales generan un shock que en el corto plazo se puede ver un cambio, pero a la larga generan problemas graves", dijo.

Señaló que incluso la Organización Mundial de la Salud ha emitido alertas sobre estas prácticas.

MILENIO Monterrey dio a conocer que las iglesias Camino, Verdad y Vida, y Dios está Aquí promueven cursos para "ayudar" a la comunidad homosexual de Nuevo León a vivir una vida "normal".
"Tenemos que eliminar de nuestro discurso esta visión de 'cura'", dijo.
Por su parte, el activista de la comunidad LGBTTTIQ, Mario Rodríguez Plata, dijo que debe existir una acción de parte de la autoridad de salud, pero también de la de educación, que tiene a su cargo revisar que los profesionales actúen de acuerdo a sus funciones.

Señaló que existe dentro de la Ley de Profesionales de Nuevo León un capítulo sobre la responsabilidad profesional que obliga a todos los tipos de psicólogos y terapias a una buena práctica o podrían incurrir en responsabilidad penal, civil o administrativa.