17 de julio de 2014 / 12:15 a.m.

MONTERREY.- Corría la segunda mitad de la década de los setentas. El veterano teniente de caballería Serafín Benavides, que luchó en la Revolución, recibió a su nieto Héctor, un joven y ya experimentado periodista que exploraba el alcance del acelerado avance tecnológico de la radio y la televisión.

Como en cada encuentro, el teniente repetía a su nieto la frase de siempre "no digas mentiras", acompañado de un discurso acerca de cómo lo que un día es noticia, al otro ya es historia.

"Fíjese, mi abuelo me veía en la tele, veía el noticiero", dice el Arquitecto Héctor Benavides y se muestra sorprendido al reflexionar "estamos hablando de cinco generaciones a las que ha llegado el noticiario, mire, mi abuelo lo veía, mis padres, la gente de mi edad, mis hijos, y ahora mis nietos ven el noticiario".

"Cuando veo a mi nieto de 18 años me pregunta por noticias que le interesan y le explico, como cuando también le explicaba a mi abuelo", Héctor Benavides.

"Cuando veo a mi nieto de 18 años me pregunta por noticias que le interesan y le explico, como cuando también le explicaba a mi abuelo", comparte Benavides, titular de Telediario Nocturno, noticiario que el miércoles 16 de julio celebró 39 años ininterrumpidos al aire.

En 1968, Multimedios -entonces Multimedios Estrellas de Oro- lanzó al aire cortes informativos de 15 minutos.

Al frente, conductores como Fernando Bonrossum y Patricia de la Maza daban lectura corrida a las noticias; no había imágenes de apoyo, enlaces con reporteros en el exterior o entrevistas vía telefónica.

Algunos de estos cortes informativos se pautaban para transmitirse por la noche, pero en julio de 1975 Bonrossum y De la Maza dejaron la titularidad de los cortes informativos, abriendo vacante a la par que la empresa introducía la más avanzada tecnología que dio un giro de 180 grados a la forma de informar en televisión.

El miércoles 16 de julio de 1975 comenzó una nueva etapa informativa con un noticiario transmitido a las 10 de la noche de una hora de duración y que incluía la retransmisión de imágenes, audios y entrevistas vía telefónica y que eventualmente abrió la puerta a los enlaces en vivo con situaciones de última hora 'breaking news'.

"Feliz, claro, pero a veces son cosas que a uno le hacen ir viendo que ya se acerca la hora", Héctor Benavides.

"Fue cuando pudimos hacer un trabajo más profesional" dice Benavides, quien desde esa fecha lleva la titularidad del noticiario que ha tenido dos nombres: NotiOro 12 y desde los noventas 'Telediario'.

A pregunta expresa acerca de la emoción que provoca el inicio de la cuenta regresiva al aniversario 40, el Arqui sonríe y se confiesa "feliz, claro, pero a veces son cosas que a uno le hacen ir viendo que ya se acerca la hora" dice y en una milésima de segundo cambia el tema y muestra la tapa de su libro 'Monterrey, Ciudad Noticia, archivo de un reportero'.

Américo Leal y el primer 'breaking news'

"En este libro hay una entrevista que cuatro años antes le hice al Capitán Domene", dice mientras muestra el documento que le tomó varios minutos buscar en la biblioteca que usa como oficina -o al revés-.

La oficina del arquitecto Benavides esta junto a la de Don Roberto Hernández Junior, a dos de la de María Julia Lafuente y debajo de la de José de la Luz Lozano. El póquer de ases de la redacción.

Tiene pilas de libros, pero todo está en completo orden. La pantalla de su computadora revela la página 15 de un texto de Word en proceso. En su escritorio hay un dibujo enmarcado que en la esquina inferior lleva la firma de "un tal Clemente Orozco", cuya historia contó antes de la entrevista.

"Es del nieto del muralista, es de las primeras cosas que recuerdo del noticiario nocturno. ¿Cómo fue el primer noticiario?, no lo recuerdo, pero de las primeras cosas que recuerdo es que el nieto de José Clemente Orozco estuvo en Monterrey para una exposición, y mientras yo hablaba con su papá, el hizo este dibujo para mí".

La historia del Capitán Domene en su libro es acerca de un recorrido que Benavides hizo en el 76 en el pabellón de mujeres del Penal de Monterrey, cuatro años antes del motín en el que el director del centro penitenciario murió a manos de los reos que lo secuestraron durante dos días.

Aquella cobertura fue un 24 de marzo de 1980. En el penal de Monterrey unos reos se amotinaron y secuestraron al director del centro penitenciario, el capitán Alfonso Domene.

"El Arqui desde el estudio y él (Américo) adentro, con la unidad, y los camarógrafos y los gases lacrimógenos saliendo policías, guardias, y saliendo los reos, se fugaron muchos reos", María Julia Lafuente.

Por primera vez en la historia del noticiario la producción se aventuró a enviar una unidad móvil y un reportero para narrar el vivo desde el exterior del lugar.

"Ayudó mucho el trabajo en equipo y la tecnología de punta con que contábamos porque esa era la apuesta de la familia González, Don Jesús y su hijo Francisco estaban siempre al pendiente de esto, que contáramos con todo el equipo".

Los reos pedían un rescate y un vehículo para escapar. La ciudad estaba paralizada, horrorizada. Nunca antes ningún regiomontano había vivido algo así. El reportero Américo Leal, quien también alternaba la conducción del noticiero fue enviado a la cobertura.

"Uno de los que andaba al frente del operativo, Rubén Zarazúa Rocha que era el procurador, cuando va saliendo a Américo se le hace muy fácil decirle 'oiga, que carnicería hicieron' o algo así, porque Américo mismo me lo dijo, eso no fue en directo (en vivo), y le dice el procurador '¿qué te pasa Américo?, ¿cómo que cuál masacre? Pues no estás viendo', fue un encuentro fuerte, tan fuerte que se llegó a decir a Américo lo mandó desaparecer el gobierno".

Un mes después de la cobertura, Américo Leal falleció de un infarto. El tema de su muerte y lo sucedido en el penal fue un rumor que durante meses ocupó las mesas de café.

"Falleció de un infarto, un evento muy desafortunado", comparte Héctor Benavides.

Aquella cobertura fue seguida de cerca por dos chicas, las primeras mujeres que egresaban de carreras profesionales de Comunicación, las entonces novatas Martha Zamarripa y María Julia Lafuente Salinas no perdían detalle de la cobertura.

"El Arqui desde el estudio y él (Américo) adentro, con la unidad, y los camarógrafos y los gases lacrimógenos saliendo policías, guardias, y saliendo los reos, se fugaron muchos", recuerda María Julia Lafuente Salinas.

La cobertura de Américo Leal en aquella ocasión y su trabajo detrás de cámaras marcó una nuevo estilo para dar las noticias.

"Américo entró con mucha fuerza, y Américo, apúntale - me dice y señala con el dedo mi libreta - tuvo muchos pleitos el Arqui con él, pero el Arqui le reconoce que ahí hubo un parteaguas, porque ahí dijo el Arqui nos lanzamos' con lo del motín del penal", comparte María Julia.

"Martha Zamarripa y yo éramos unas huercas. Entonces Américo creía mucho en la gente joven, se hizo de un equipo de pura gente joven, entre ellas yo para dar las notas leídas", explica.

La titularidad femenina

Minutos antes de las siete de la noche, Azucena Uresti llega al estudio de Telediario, bromea con el staff al tiempo que se coloca el micrófono y relee la información a la que da seguimiento desde las siete de la mañana. Lleva 12 horas trabajando y todavía le alcanza para cumplir con el requisito de verse fresca al aire.

Es con quien el Arquitecto Benavides actualmente comparte la titularidad de Telediario Nocturno, también llamado Telediario Institucional, equipo que también integran el productor Alberto Trujillo, la coordinadora Tania Romero, el director de cámaras Jesús Ramiro 'El Tío', la presentadora del clima Artlett Fernández, Abelardo Luzanía en Tras Los Famosos y Jesús Barrón en los deportes.

"Es algo peculiar en los Telediarios, que tienen identidad", María Julia Lafuente.

La lista de profesionales que han integrado el equipo de Telediario Nocturno a lo largo de 39 años es larga, incluye nombres como Miguel Ángel Vidal en la meteorología y Enrique Salinas Rangel como primer presentador de deportes. Los nombres de la presentadoras es quizá una de las listas más llamativas.

La primera fue Ariadna, "el apellido no lo recuerdo", comparte el Arquitecto Benavides, al referir que su participación duró 15 días. Fue a principios de los ochentas. Después de la primera conductora, el co-titular era hombre, hasta 1983, cuando Martha Zamarripa se integró al equipo.

La estructura del noticiero era diferente a la que hoy conocemos; las secciones como Nacional o Internacional, tenían su propio presentador, que también a la postre fueron presentadoras.

Uno de los rostros en la sección internacional era María Julia Lafuente, quien recuerda con cariño el trabajo en equipo al que también se sumaban Alicia Zurita, Marina Gil y María Elena Meza.

"Fue una época muy bonita, nosotras hacíamos de todo, no nada más era presentar la noticia, era buscar la noticia, en mi caso buscar el mejor cable de las agencias internacionales, redactarlos y prepararlo para poder presentarlo, editábamos, hacíamos de todo, había que ser muy apasionada y muy entregada en este trabajo" comparte María Julia.

La participación de María Julia Lafuente en NotiOro era bajo una imagen seria. Este noticiero fue punta de lanza para la programación de noticiarios en otros horarios y semillero. En 1993, NotiOro se convirtió en Telediario, y en 1996 se programó una edición vespertina que quedó bajo la titularidad de Lafuente, cuya apuesta era no volver a dar las noticias en tono seco o serio sino imprimir su propio sello.

"Es algo peculiar en los Telediarios, que tienen identidad", comparte.

A la salida de Martha Zamarripa del noticiario nocturno, la co-titularidad quedó a cargo de Ana Haydeé Calderón, seguida de Lila Cortés, y desde 2008 Azucena Uresti.

"Ya es la cuenta regresiva a los 40 años", dice Héctor Benavides, "son ininterrumpidos y son gracias al trabajo de profesionales, al trabajo incansable de don Jesús Dionisio González, su hijo Francisco González y sus nietos. Son cinco generaciones de televidentes y seguidores, y muchas más de profesionales", concluye Héctor Benavides Fernández.

LILIANA CAVAZOS |@lilianacavazos