20 de marzo de 2014 / 03:40 a.m.

Monterrey.- Los sismos continúan registrándose con mayor frecuencia, pero sobre todo con mayor fuerza en la Región Citrícola del Estado.

Para familias de algunas comunidades de la zona rural de General Terán estos fenómenos son motivo de incertidumbre, aseguran habitantes de lugares como La Corona, Camarillo o La Brisa que la actividad sísmica reciente ha generado una serie de daños en sus domicilios.

En un recorrido realizado por Telediario en esta zona de General Terán, que se ubica en los límites con el municipio de Los Ramones, se recopilaron diversos testimonios, personas que tras haber llegado a vivir a estos lugares desde hace 40 años, jamás habían presenciado una racha de temblores de esta magnitud.

El temblor del pasado martes fue percibido como nunca, los 4.2 grados en la escala Richter a un kilómetro de profundidad se dejaron sentir con gran fuerza en la zona donde habita Doña Olivia Moya quien se vio sorprendida junto a familiares que se encontraban en su domicilio uno de los afectados por los sismos recientes.

La población desconoce los protocolos a seguir en caso de sismos, expertos en la materia aseguran que estos fenómenos en la tierra continuarán y por su parte Protección Civil Municipal, realiza la labor correspondiente con la finalidad de recopilar cada detalle de la situación que se hace común en General Terán pero que no deja de preocupar a familias de este municipio.

A la fecha se han cuantificado daños en más de 30 domicilios ubicados en al menos 10 comunidades, cuyas familias tratan de llevar una vida normal simplemente encomendándose a Dios.

UBALDO REYNA