RUBEN MOSSO | MILENIO DIGITAL
20 de agosto de 2015 / 07:16 p.m.

Ciudad de México.- Rodrigo Medina de la Cruz y Jaime Rodríguez Calderón, gobernador constitucional y gobernador electo de Nuevo León, respectivamente, acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde suscribieron un convenio con el Poder Judicial de la Federación para la instalación de dos Centros de Justicia Penal Federal que operarán en dicha entidad.

El presidente de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Luis María Aguilar Morales, destacó el compromiso del PJF de cumplir en tiempo y forma con las fechas establecidas en la Constitución para la operación de estos centros, como parte del nuevo sistema de justicia penal.

Aguilar Morales dijo que a través del Consejo de la Judicatura Federal, prevé que para el 2016 queden instalados 44 Centros de Justicia Federal en todo el país, operados por 144 jueces especializados en la materia.

Explicó que con los convenios, el gobierno de Nuevo León otorga en comodato al Poder Judicial de la Federación dos inmuebles para albergar igual número de Centros de Justicia Penal Federal, uno aledaño al Centro de reinserción social "Cadereyta", y otro adyacente al Centro de reinserción Social "Topo Chico".

El presidente de la Corte informó que estos dos Centros de Justicia Penal Federal se suman a los ocho que actualmente operan en Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Yucatán y Zacatecas.

"En noviembre de 2014 comenzó a operar el primer Centro y para finales de 2015, tendremos Centros de Justicia Penal Federal en la mitad de las entidades federativas del país", destacó.

Asimismo, subrayó que para la apertura y operación de los Centros, que hoy se tienen y de los que serán creados en fechas próximas, el CJF ha puesto énfasis en la capacitación requerida, tanto de los juzgadores dentro del nuevo modelo, como para el personal administrativo encargado de su funcionamiento.