LUIS GARCÍA
27 de enero de 2016 / 07:14 a.m.

MONTERREY.- Un permiso que se estima entregue a la brevedad la Comisión Nacional del Agua (Conagua) separa a los aficionados Tigres y a todo el estado de un acuerdo histórico, que daría pie a un estadio sobre el lecho del río Santa Catarina y las avenidas Constitución e Ignacio Morones Prieto.

En un hecho sin precedentes inversionistas ingleses desarrollarían el proyecto, y pagarían entre 12 y 15 millones de pesos al equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León por cada partido que juegue en el inmueble.

Imágenes del ante proyecto muestran la magnitud de la obra: una plancha o explanada que conectaría al Parque Fundidora y al Parque España que supone evitaría problemas de tráfico o hidrológicos por un eventual fenómeno natural.

La parte alta estaría conformada de celdas solares con un sistema que captaría el agua para reutilizarse en los baños y regado del césped.

ESTACIONAMIENTO

Una fuente allegada al proyecto explicó que el tema de estacionamiento se resolvería con los cajones del Parque Fundidora y aledaños al señalar que en el río Santa Catarina no se permitirá el acceso de vehículos.

Trascendió que el proyecto ya ha generado simpatías entre Presidencia, Gobierno estatal, Municipio de Monterrey y dependencias federales relacionadas.

El inmueble quedaría a cargo de HOK Sports, y cuyo diseño fue desarrollado por el mismo equipo que hizo el Museo de Louvre en Abu Dhabi y la O2 Arena en Londres, será inaugurado en el 2018.

CLAVES

COSTO
500 Millones de dólares

INCLUYE
Un hotel, un centro comercial y 14 salas VIP de cine

ESPECIFICACIONES
80 mil personas, 400 palcos y cancha retráctil

ADICIONAL
Un juego de NFL y uno de MLB por año