23 de julio de 2014 / 01:30 p.m.

Monterrey.- Para Ternium el accidente de hace un año en el que murieron 11 personas en una explosión en su planta de San Nicolás es algo que nunca debe repetirse.

Este 22 de julio, la empresa lo conmemoró con una convención de seguridad, donde estuvieron 250 empleados de todos los países donde tienen presencia para hablar sobre las estrategias de seguridad en todas las plantas.

Muchos conceptos cambiaron para Ternium, explicó el Presidente del Consejo de Ternium México, Máximo Vedoya. De julio de 2013 la fecha se invirtieron 225 millones de dólares en infraestructura de seguridad tan sólo en la planta de San Nicolás, y se ha capacitado a todo el personal.

El mensaje para los regiomontanos, señaló Vedoya, es que las mejoras en seguridad es un trabajo de todos los días, y que Ternium está haciendo todo lo posible para que las instalaciones sean más seguras y nunca vuelva a pasar ningún accidente: ni en Monterrey ni en otros países.

Dos de los tres sobrevivientes han vuelto a trabajar, pero la empresa reconoce que es imposible devolverle la vida a los 11 trabajadores que murieron ese 22 de julio del 2013.

El CEO de la compañía en México, es el programa de apoyo incluye indemnización y becas a hijos de los fallecidos, por lo que se ha apoyado a las familias con indemnización por encima de lo que marca la ley, se les brinda servicio médico de primer nivel y becas a sus hijos.

Ternium declaró el 22 de julio como el Día de la Seguridad, no solo para recordar lo sucedido en ese evento, sino también para que junto con los referentes industriales de la empresa, como Techint, "mejorar nuestra performance en Seguridad", dijo el presidente de la compañía en México.

FOTO: Roberto Alanís

ESTHER HERRERA Y FRANCISCO ZÚÑIGA