22 de julio de 2014 / 02:12 p.m.

Monterrey.- A un año de la tragedia en la planta "Guerrero" de Ternium, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente integra dos expedientes administrativos en contra de la compañía.

Tras las inspecciones realizadas por dicha autoridad, los procedimientos se hallan en la etapa en la que la empresa deberá solventar o justificar algunos puntos aparentemente irregulares.

Uno de los expedientes corresponde a materia de riesgo y el otro de atmósfera, según dio a conocer la propia institución.

"Se han hecho observaciones y requerimientos mismos que la empresa ha estado solventando. Estamos en esta etapa de aportar las pruebas suficientes para poder determinar que se encuentran cumpliendo con la normatividad", dijo Víctor Jaime Cabrera Medrano, delegado de la Profepa

El funcionario admitió que hasta cierto punto son frecuentes las quejas ciudadanas por la operación de compañías industriales en zonas urbanas o habitacionales.

"Lo importante es qué resulta después de la inspección, si se llega a demostrar alguna violación a normativa", dijo el delegado.

Aunque no existe un término o plazo para concluir los expedientes, en un caso como el de Ternium, de demostrarse un impacto ambiental grave, la sanción económica puede llegar a ser del orden de los 3 millones de pesos.

"Si llega a ser parcial su solventación habrá que poner una amonestación o una multa atenuada, y si hay irregularidades fuertes habrá una sanción mayor".

Para las autoridades federales no fue posible medir o precisar el impacto ambiental que arrojó el siniestro ocurrido en la planta de Ternium el 22 de julio del año pasado.

Ya se cumplió un año del flamazo y explosión que cobró la vida de 11 trabajadores.

Según la investigación de la Procuraduría, el accidente se debió a la acumulación de gas metano en una tolva, a causa de una falla en el sistema de bloqueo.

FOTO: Archivo

AGUSTÍN MARTÍNEZ