ERIK SOLHEIM ROCHA
30 de octubre de 2016 / 03:23 p.m.

MONTERREY.- Como era de esperarse, el cambio de horario agarró desprevenidos a los ciudadanos, sobretodo a quienes salían de viaje.

Mientras unos dijeron que tomaron sus precauciones y retrasaron el reloj una hora, otros ni se enteraron y llegaron temprano involuntariamente.

Para preguntar al respecto, el equipo de Telediario acudió a la Central de Autobuses de Monterrey.

Algunos vinieron de visita y llegaron una hora antes de lo esperado.

Cada vez hay menos despistados, y en gran parte se debe a que los teléfonos inteligentes ya se actualizan automáticamente... parece que atrasar el reloj antes de dormir es cosa del pasado.

Se acabo el horario de verano, y caerá la noche más pronto.