SANDRA GONZÁLEZ
28 de septiembre de 2016 / 09:54 p.m.

MONTERREY.- El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, explicó su intervención en el caso donde un hombre tomó como rehén a un trabajador de un restaurante del centro de Monterrey, actividad que movilizó a cuerpos de seguridad y rescate la noche del martes.

El sujeto, que fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público, contaba con antecedentes penales, ya que pertenecía a un grupo de la delincuencia organizada que opera en la entidad.

El edil indicó que su presencia en la zona para disuadir al delincuente, se debió a una cuestión de protocolo, ya que las personas que intervinieron primero fueron personas especializadas en este tipo de casos.

"El tipo de protocolo requiere que haya, posterior a la negociación, al tema del desgaste de la negociación, la presencia de un mando de más arriba, se dio la oportunidad de que podía estar yo, yo estaba muy cerca del lugar, incluso cuando se le comentó al sujeto dijo 'sí, que venga'", comentó de la Garza Santos.

Respecto a la víctima, se indicó que está fuera de peligro y presentaba lesiones mínimas ocasionadas con arma blanca.

"La víctima tenía el cuchillo en el cuello, siempre hay la posibilidad de que tenga alguna otra arma el sujeto que estaba haciendo el amago, pero es normal dentro del proceso, además, entrar en ese momento con algún chaleco antibalas, no haría que tuviera tanta confianza el sujeto hacia las personas que estábamos tratando de negociar con él", indicó el edil regio.

La Procuraduría de Justicia lleva a cabo las investigaciones de este hecho y hasta el momento no se ha precisado cuál será la sanción.