13 de febrero de 2014 / 04:40 p.m.

Monterrey.- Ante la inminente llegada del 14 de Febrero, mariachis afinan sus instrumentos para brindar el servicio de las clásicas serenatas para los enamorados en su día.

Aunque trabajan todos los días, el día de San Valentín es una fecha muy especial ya que es cuando tienen mas trabajo por la naturaleza del festejo, sin embargo como cualquier oficio se requiere de mucho trabajo y empeño.

Dada las condiciones en los últimos años el llevar serenata es una tradición que va a la baja.

En sus narrativas de vida como mariachis se han dado cuenta de innumerables anécdotas.

Algunas de las experiencias causan sorpresa, pero reconocen que se están acostumbrando a todo.

Lorenzo Encinas