19 de octubre de 2014 / 04:27 p.m.

Monterrey.- El dúo entre una mexicana y un venezolano creó la primera casa editorial artesanal en Monterrey. La Regia Cartonera ofrece una lectura orgánica; sus libros están hechos de material reciclado y sus líneas ofrecen narrativas infantiles y de poesía.

Laura Fernández y Nérvinson Machado iniciaron hace más de cinco años un proyecto independiente con la idea de aportar cultura a bajo costo. Las obras están hechas de papel y de cartón que el mismo equipo toma de la calle, luego lo transforman y lo convierten en arte.

"Tenemos autores de gran trayectoria como los mexicanos Alberto Chimal, José Luis Zárate; Raúl Zurita, que es chileno, de alguna manera hemos podido contactarlos y ellos han ayudado a que este proyecto continúe reproduciendo sus obras", mencionó Nérvinson Machado para Telediario Digital.

La Regia Cartonera cuenta con 18 títulos y cada portada es única; se pintan a mano con diferentes diseños, por lo que es imposible tener dos idénticas. Los autores que en ellos participan son locales, nacionales y latinoamericanos.

"Tú puedes escoger el libro que te gusta. Primero escoges el libro y después la portada que más te agrade de ese mismo título (…) cuando comenzamos -trabajando desde nuestras casas-, el aporte inicial era trabajar para mantener esto. Era un proyecto muy sencillo: un simple cartón doblado, grapado, fotocopiado, de una manera muy básica. Hoy en día los libros cambiaron de formato. Los libros ahora son pasta dura y el proyecto se mantiene solo", mencionó Machado.

La editora vende sus libros desde los 35 hasta los 80 pesos y mantiene bajos costos para continuar con el proyecto. Además de crear libros, imparte talleres para niños y adultos y realiza promoción cultural. Actualmente exhibe sus obras en la Feria del Libro en Cintermex.

El libro electrónico

"Me parece algo grato, pero también hay que tener sus limitaciones. Yo no lo veo como una solución, creo que va a seguir con el impreso durante mucho tiempo porque el libro digital no es ecológico; usa níquel y petróleo, gasta electricidad. Para consumir electricidad hay que consumir carbono. La otra es que si nos ponemos a pensar cuántas personas en el planeta tienen acceso a Internet… es otra limitante", finalizó.  

FOTO: Mayte Villasana

MAYTE VILLASANA