SANDRA GONZÁLEZ
30 de abril de 2016 / 07:58 a.m.

Monterrey.- Un chaleco y un silbato... es todo lo que piden 80 tránsitos jubilados y pensionados a cambio de trabajar voluntariamente para liberar el tráfico de Monterrey.

Los asociación de ex oficiales ha visto el incremento desmesurado del parque vehicular, de transporte de carga y las ineficientes adecuaciones viales, sin que los agentes en activo puedan hacer algo al respecto.

La propuesta de compartir su experiencia con los nuevos tránsitos y trabajar voluntariamente en horas pico, fue desechada en las dos administraciones anteriores.

El estigma de la corrupción los ha perseguido, aunque han ganado las batallas legales. Ahora esperan poder contribuir con la sociedad.

El presidente de la Asociación de Oficiales de Tránsito Jubilados y Pensionados señaló que al momento de depurar las corporaciones de seguridad y vialidad, las autoridades contrataron a gente foránea que no conoce las calles y avenidas para poder sugerir vías alternas y dar soluciones inmediatas en caso de alguna emergencia.

La asociación espera reunirse con las autoridades municipales la próxima semana.