SANDRA GONZÁLEZ
19 de abril de 2017 / 08:05 p.m.

MONTERREY.- Aunque sin una confirmación oficial de por medio, fuentes del Gobierno Estatal y de la propia Secretaría de Seguridad Pública anticiparon que Cuauhtémoc Antúnez, titular de la dependencia, vive sus últimas horas al frente del cargo.

Las versiones apuntan a que el general en retiro presentó su renuncia el martes al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, argumentando motivos personales, pero aparentemente se hará efectiva hasta los últimos días de abril.

Los rumores llegan en medio de una crisis penitenciaria en el Estado y del incremento de la percepción ciudadana de inseguridad, que de acuerdo al INEGI, pasó del 67.8 al 70.2 por ciento de los regiomontanos en el último trimestre.

Los cuestionamientos hacia su labor tienen su origen en diversos actores políticos y están relacionados al repunte de violencia y delitos en la entidad, así como los motines, asesinatos, muertes y fugas registrados durante este 2017 en los tres penales de Nuevo León y en el Tutelar de Menores.

Antúnez formó parte de la administración actual desde su inicio, el 4 de Octubre de 2015 y tuvo la encomienda de cubrir el déficit de policías y mantener a la baja los índices delictivos, sin embargo delitos patrimoniales y homicidios aumentaron en este periodo.

También durante su encargo se sumaron al resguardo de la entidad la Policía Militar y la Gendarmería, así como refuerzos del Ejército Mexicano.

Este miércoles se observó al general Antúnez participar en un evento encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, pero como parte de los invitados especiales y no en el presidium como sí lo hizo el procurador de Justicia o el secretario de Salud.

Previamente Antúnez fue el comandante de la Séptima Zona Militar, en el mismo periodo que Jaime Rodríguez fue alcalde de García. Le tocaron los años aciagos del crimen organizado y el episodio en el año 2010, en el que dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey fallecieron por impactos de bala de elementos militares al ser confundidos con delincuentes.