REDACCIÓN
5 de mayo de 2017 / 12:19 p.m.

MONTERREY.- Después de que asesinó a su hijastro, Carlos Ignacio Gómez Eguía trató de recuperar su libertad con ayuda de su defensor oficial, quien argumentó que lo habían golpeado los agentes que lo detuvieron, pero el juez controló su detención y lo dejó imputado por homicidio calificado y ordenó su traslado al penal del Topo Chico.

Gómez Eguía fue presentado este viernes ante el juez de control que, a petición de su abogado Porfirio Cárdenas, le amplió el término constitucional, por lo que será hasta el próximo martes cuando le resuelvan la situación legal.

El presunto homicida fue señalado por la madre del menor, Sandra Alonso Uribe, quien aseguró que cuando intentó defender a su hijo de 4 años de edad, Carlos Ignacio trató de estrangularla y luego de atacarla con un cuchillo.

La agresión ocurrió la madrugada de este miércoles en el domicilio ubicado sobre la calle Garbanzo de la colonia Mixcoac, en el municipio de Guadalupe.

Tras ser atacado por su padrastro, el menor de 4 años ingresó al Hospital Materno Infantil a cirugía por una perforación del intestino, ocasionada por golpes. También se le detectaron hematomas en los glúteos, y se dijo que fueron hechas con la mano, por la forma en que estaban marcadas.