12 de abril de 2014 / 08:49 p.m.

El Domingo de Ramos es el día que la Iglesia católica recuerda la "entrada triunfal" de Jesús en Jerusalén, una semana antes de su resurrección.

Monterrey.- En la Semana Santa se celebran los misterios de salvación realizados por Cristo en los últimos días desde su entrada triunfal en la ciudad de Jerusalén, para los católicos el Domingo de Ramos es el primer día de la Semana Santa.

En  el Domingo de Ramos las procesiones se hacen para recordar la llegaba a Jerusalén de Jesús, quien pidió a sus discípulos traer un asno y lo montó. El montar un animal de carga no sólo significa humildad, sino que se llega con las mejores intensiones y en paz.

Antes de entrar en Jerusalén, la gente tendía sus mantos por el camino y otros cortaban ramas de árboles alfombrando el paso, tal como acostumbraban saludar a los reyes. En la actualidad se utilizan ramas de olivo las cuales significan vida.

 

En estas fechas afuera de las iglesias se venden ramos de palma los cuales son bendecidos durante la misa, se tiene la creencia que si lo pones en la puerta de tu casa ahuyentara a los malos espíritus o que si tienes un gran problema debes quemar el ramo para pedir encontrar una pronta solución.

Actualmente, al terminar la misa se acostumbra llevar las palmas benditas al hogar y colocarlas detrás de las puertas en forma de cruz. Esto como una forma de recordar, entre los católicos, que Jesús es el rey y que debe siempre dársele la bienvenida en el hogar.

Lorenzo Encinas