MARCELA PERALES
23 de mayo de 2017 / 06:04 p.m.

MONTERREY.- Además de afectar el suministro de luz a miles de usuarios, la tromba registrada en Tamaulipas también derrumbó 47 torres de alta tensión ubicadas en territorio de Nuevo León.

Luego de sobre volar la zona afectada, el director de la Comisión Federal de Electricidad, Jaime Hernández, informó que las torres se encontraban instaladas en el municipio de General Bravo, y que su destrucción provocó la suspensión de energía eléctrica en las ciudades de Reynosa, Matamoros y parte de Nuevo Laredo.

"Se trata de estructuras metálicas que seguramente el auditorio ha podido ver en las carreteras. En este caso están totalmente torcidas y derribadas y por esa razón tuvimos que desplegar un equipo técnico y operativo para restablecer el servicio", dijo Jaime Hernández.

Explicó que el último fenómeno del tipo se había presentado hace 20 años, por lo que calificó a estas lluvias como una fuerte e inusual contingencia, por lo que se iniciará con la reconstrucción de las torres.

Sobre los 506 mil clientes de Tamaulipas que se vieron afectados, Jaime Hernández confirmó que el servicio ya quedó restablecido en su totalidad.

"Una referencia importante es que no se había presentado un fenómeno como este en la región desde 1994 y en aquel año tomó seis meses la reconstrucción de éstas líneas de transmisión, que ahora gracias a la tecnología y al esfuerzo técnico de los trabajadores de la CFE, a quienes doy todo mi reconocimiento logramos restablecer el suministro en cerca de 24 horas", dijo el director de la CFE.

Aunque las torres se encuentran lejos de comunidades habitadas, el director de la CFE también detalló recomendaciones para evitar que se presenten accidentes.

"Que la población que vea cerca de su unidad alguna línea de alta tensión derribada, no se acerque porque puede ser terriblemente peligroso, por otro lado nuestros trabajadores trabajan día y noche para restablecer estas torres en condiciones de absoluta seguridad, uno de los primeros pasos que hacemos es desenergizar estas redes de manera que no generen un peligro latente en las comunidades”, explicó.

Por último puso a disposición el 071 para reportes de usuarios que presenten fallas en su servicio.