VICTORIA FÉLIX
12 de abril de 2017 / 10:32 a.m.

MONTERREY.- Aunque en octubre del 2016 se otorgó el permiso de uso de suelo a una pedrera que buscaba operar dentro de la Sierra de Picachos, una reserva natural que atraviesa el municipio de Doctor González, el Cabildo revocó la autorización por medio de una sesión extraordinaria el 10 de febrero del 2017.

MILENIO Monterrey publicó el pasado 4 de febrero que la empresa Matrimar , SA de CV buscaba iniciar operaciones en dicho municipio, pese a haber operado ilegalmente en el Ayuntamiento de Higueras, que también colinda con la reserva natural.

El documento refiere que por una solicitud de los habitantes del municipio se analizó nuevamente el caso y se determinó cancelar la operación de la extractora de roca caliza al considerar que causaría daños a la zona protegida.

"Se determina que el polígono de la pedrera que nos presentó la empresa Matrimar SA de CV, para la expedición de la licencia de uso de suelo con uso industrial extractivo, se encuentra dentro de la Sierra de Picachos que es una de las áreas naturales protegidas en el estado de Nuevo León.

"Se acuerda revocar la autorización y expedición de la licencia de uso de suelo con uso industrial extractivo a la persona moral denominada Matrimar SA de CV que le fue otorgada el día 6 de octubre del 2016 según la junta de cabildo No. 24 sesión ordinaria por unanimidad de votos de los miembros del H. Ayuntamiento", dice el escrito firmado por la junta de Cabildo.

La pedrera llevó a cabo el desmonte de la zona, sin embargo, ya le fue negado el permiso para iniciar su construcción, indica el documento firmado por el alcalde Juan José Costilla Villa, los siete regidores, el síndico del Ayuntamiento, Luis Robles y el secretario del municipio José Garza Gutiérrez.

Matrimar se estableció ilegalmente aproximadamente en el año 2010, y fue el 29 de enero de 2013 cuando evitó ser clausurada debido a que obtuvo una autorización para el cambio de uso de suelo.

En ese momento enfrentó oposición de ecologistas, diputados y sociedad civil debido a que la Sierra de Picachos, que pertenece a la Sierra Madre Occidental y tiene una extensión de 75 mil hectáreas, alberga especies en peligro de extinción como el lobo gris mexicano.

Además, en su extensión conecta con siete municipios de Nuevo León, entre Doctor González, Higueras, Agualeguas, Cerralvo, Marín, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria y reúne 26 especies de flora y fauna.

Entre su vegetación protegida destaca el matorral submontano, bosque de encino y bosque de pino, refiere el apartado de Áreas Naturales Protegidas del portal del Gobierno del Estado.