20 de diciembre de 2014 / 04:11 a.m.

Monterrey.- Al considerar que la Comisión Estatal Electoral no cumplió con su reglamento de sesiones, el Tribunal Estatal Electoral revocó las dos multas impuestas a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, por promover su imagen.

Aunque el pasado 24 de noviembre la alcaldesa fue sancionada con una suma de 145 mil pesos por promoción indebida de la imagen con recursos públicos, este viernes el TEE ordenó dar marcha atrás a la resolución y reponer el proceso.

Carlos César Leal Isla García, vocero magistrado, señaló que se fijó a la CEE un plazo no mayor a 72 horas -a partir de la notificación de la resolución- para que se circule nuevamente entre sus consejeros el proyecto planteado de sanción a la munícipe Arellanes Cervantes.

"En lo que coincidimos todos los ponentes es que en el procedimiento que se siguió en la comisión no fue el previsto en su propio reglamento.

"Porque no se les corrió traslado de sus documentos que se van a ventilar en sesión... en eso coincidimos todos los magistrados, en esa parte", detalló Leal Isla García.

Dentro de la resolución emitida, el TEE indicó que además no hubo constancia que demostrara que se circularon documentos relacionados con la imposición de sanciones a Arellanes Cervantes.

"Entonces cuando no se les circulan los documentos junto con la convocatoria, se entiende que no se está respetando esta regla que incide de alguna manera en la fundamentación y motivación respectiva", apuntó el magistrado.

Aunque el Tribunal local haya revocado las sanciones a Margarita Arellanes Cervantes por promoción de su imagen con recursos públicos, esto no implica que la CEE no pueda nuevamente ratificar las multas contra la edil.

"En el proyecto no se les está diciendo de qué manera tengan que resolver, de acuerdo a la manera en que quedó sentenciado.

"En mi voto particular, nosotros analizamos los demás conceptos y motivos de agravio y ahí establecemos el fondo, ahí puede haber otras cosas pero eso no quedó en la sentencia", expuso.

 

FOTO: Archivo

SYNDY GARCÍA