MILENIO DIGITAL
4 de abril de 2017 / 12:58 p.m.

MONTERREY.- De acuerdo al Índice de Paz en México (IPM), el estado de Nuevo León ocupa el lugar 25 entre las 32 entidades como una de las menos pacíficas del país durante 2016.

Según el estudio, realizado por el Instituto de Economía y Paz, en 2016 la paz en México se deterioró un 4.3 por ciento, siendo la primera vez desde 2012 que este indicador tiene un retroceso en cinco años.

La metodología del estudio toma en cuenta el número de delitos de cuatro tipos por cada 100 mil habitantes, en donde Nuevo León tiene mil 983 homicidios, dos mil 317 delitos con violencia, dos mil 476 delitos cometidos con armas de fuego, así como mil 831 crímenes de la delincuencia organizada.

Además, toma en cuenta un quinto factor, que son los presos sin condena, rubro en el que Nuevo León tiene mil siete casos. Estos cinco factores le dan una calificación general a nuestro estado de 2.80, siendo 5.0 la peor calificación posible, lo que supone un decremento de .355 con respecto al 2015, ubicándolo en la posición 25.

El factor con la peor calificación en la entidad es el de crímenes de la delincuencia organizada, con una calificación de 4.613, siendo 5.0 la peor.

Los estados con los mejores índices de paz en México son Yucatán, Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila, mientras que los peor ubicados son Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Colima y en último lugar Guerrero.

De acuerdo al estudio, el impacto económico de la violencia en México fue de 3.07 billones de pesos durante 2016, lo que equivale a cerca del 18 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), o 25 mil 130 pesos por persona.

Si bien este retroceso del 4.3 por ciento con respecto al 2015 supone el primero desde 2012, el nivel de paz en México fue casi 14 por ciento mayor en 2016 que en 2011.

En el caso de Nuevo León, en 2011 tenía una calificación de 3.62, pasando en 2016 a 2.80, lo que supone una mejoría de .82 puntos en la escala de Índice de Paz.

Por otro lado, el Instituto de Economía y Paz también publicó sus indicadores de Paz Positiva, que mide la fuerza de las actitudes, instituciones y estructuras de cada país.

Este estudio toma en cuenta 24 indicadores divididos en ocho categorías, entre las cuales son Funcionamiento del Gobierno, Entorno Empresarial, Niveles de Corrupción, Niveles de Capital Humano, Libre Flujo de Información, Buenas Relaciones con los Vecinos, Distribución Equitativa de los Recursos y Aceptación de los Derechos de los Demás.

En este Índice de Paz Positiva, Nuevo León ocupa el tercer lugar, con una calificación de 2.36, siendo 5.0 la peor posible, sólo por debajo de Yucatán y el mejor posicionado, Aguascalientes.

Las entidades peores calificadas son Oaxaca, Veracruz y por último Guerrero, que tiene una calificación de 3.72.