SANDRA GONZÁLEZ
26 de octubre de 2016 / 04:29 p.m.

MONTERREY.- El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, advirtió que el ultimátum para los funcionarios del área de seguridad lo ponen los ciudadanos.

Luego de que el gobernador Jaime Rodríguez puso como plazo diciembre del presente año para que el procurador y el secretario de Seguridad den resultados positivos contra el crimen, a nivel municipal el edil regiomontano dijo que no ha pensado en un cambio en su gabinete para ajustar las estrategias.

De la Garza Santos aseveró que el municipio de Monterrey está trabajando para contener el alza en las estadísticas.

Ante la percepción ciudadana de inseguridad y los altos índices delictivos que exhibió el "Pulsómetro", el alcalde respondió que en la recta final del año los índices se estabilizaron.

En estos resultados correspondientes a septiembre, la ciudadanía dijo tener desconfianza en Fuerza Civil, por lo que el alcalde consideró necesarias actividades de acercamiento a la sociedad.