DANIELA GARCÍA
14 de septiembre de 2016 / 08:18 a.m.

MONTERREY.- Los empresarios y alcaldes de la zona metropolitana de Monterrey llegaron finalmente a un acuerdo sobre las disposiciones del nuevo reglamento homologado de Tránsito, que incluye la ordenación del transporte de carga, vías alternas y horarios, entrando en vigor el 1 de enero de 2017.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) y usuarios del transporte de carga dieron a conocer en un desplegado que se llegó a un acuerdo con la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA), tras mesas de trabajo y propuestas de los empresarios para evitar que las duras restricciones a la circulación de estos vehículos por las avenidas de la zona metropolitana.

“El propósito fundamental es ordenar, y no restringir, la movilidad del transporte de carga en la ciudad, el cual no circulará por cualquier avenida”, dice el comunicado de la iniciativa privada.

A detalle, las reformas incluyen la creación de una Red Troncal de Carga –a la que la industria tendrá acceso las 24 horas del día–, acceso a ésta totalmente gratuito, y la restricción de la carretera Nacional y la avenida Revolución, en el sur de Monterrey, durante los fines de semana en horas establecidas.

Dicha red será seleccionada en consenso por la industria, los transportistas y las autoridades, con la finalidad de “limitar la circulación de los vehículos articulados de carga, de cinco ejes o más, en dos lapsos de tiempo: uno de 06:30 a 09:30, y el otro de 18:00 a 20:00 horas. Esto considera rutas alternas para continuar la operación de suministro de transporte de carga 24 horas al día”.

Las dos avenidas al sur de Monterrey serán restringidas los fines de semana con rutas alternas; ambas se liberarían los sábados y domingos de 12:00 a 14:00 en la circulación norte-sur y de 18:00 a 21:00 en dirección sur-norte. Se exceptúan vehículos que por naturaleza no pueden frenar su traslado.

En el caso de unidades de reparto de bienes y productos al consumidor final o punto de venta, se retomarán en el nuevo reglamento las disposiciones aplicadas anteriormente.

“La iniciativa privada apoyará la implementación de este nuevo reglamento, previo a su publicación y a su inicio de vigencia el 1 de enero de 2017, con una amplia difusión hacia el sector empresarial y del transporte”.

Las mesas de trabajo serán instaladas de manera permanente por representantes de los municipios y la iniciativa privada, revisando de manera periódica el reglamento y ajustes a su implementación y operatividad.