17 de septiembre de 2014 / 12:38 a.m.

 

Monterrey.- Aunque ya hubo un acuerdo entre las corporaciones de seguridad del Estado y el Centro Bancario para frenar los robos bancarios, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz hizo un llamado a las instituciones a que cumplan con su parte.

Debido a que tan solo en Septiembre se han registrado nueve atracos con un monto de un millón 45 mil pesos, el mandatario estatal dijo que falta contundencia por parte de los banqueros en lo que respecta a los sistemas de vigilancia y protocolos de actuación.

"Nosotros ya hemos estado informando constantemente de ello y es un tema en el que nos gustaría ver más contundencia, más participación y más apoyo del Centro Bancario", dijo el gobernador.

La semana pasada en la reunión del Grupo de Coordinación Operativa, se acordó vigilar en las zonas de riesgo por parte de las autoridades estatales y federales mientras que el Centro Bancario investigaría al personal que pudiera estar relacionado con los ilícitos.

Medina de la Cruz señaló que la Procuraduría de Justicia ya cuenta con líneas de investigación, evidencias e incluso ha habido personas detenidas pero falta colaboración.

"Sin embargo, este es un tema de cooperación y de trabajo conjunto, ya hemos tenido algunas reuniones para trabajar en este tema y para sacarlo adelante, pero francamente quisiéramos ver más rapidez en la toma de decisiones de estas instituciones junto con nosotros para que podamos contener esta situación que se ha dado en las instituciones bancarias", añadió.

Por su parte el procurador, Adrián de la Garza Santos mencionó que están investigando a gente que ya está identificada pero hace falta trabajo preventivo.

"Por otro lado se está trabajando también en la parte preventiva como lo comenta el Gobernador, con el Centro Bancario se han estado haciendo reuniones donde hemos tomado acuerdos, acuerdos donde ya se han dado a conocer algunas acciones y se han implementado y otras que todavía faltan por implementar por razones de la misma operatividad, y unas más por razones de que tienen que ser sometidas al Consejo bancario", mencionó.

El procurador señaló que al interior de las sucursales bancarias se han relajado las medidas de seguridad lo que complica el trabajo a las autoridades.

"Por ejemplo el uso del teléfono celular está prohibido al interior de los bancos y hemos visto videos donde todo mundo habla por celular; también vemos que una de las formas de operar de la gente que ha asaltado cuentahabientes es que se meten a los bancos y están hablando todo el tiempo por teléfono", señaló.

 Indicó que ya se sumaron a las investigaciones los dos casos ocurridos el 15 de septiembre uno en la zona sur donde un hombre fue despojado de 160 mil pesos en efectivo y una hora más tarde a otro le robaron 11 mil pesos.

FOTO: Raúl Palacios

SANDRA GONZÁLEZ