ORLANDO MALDONADO
29 de diciembre de 2016 / 12:20 p.m.

MONTERREY.- Luego de que el Congreso local les aprobará un techo de endeudamiento por 4 mil 400 millones de pesos para 2017, el Gobierno del Estado anunció que éste irá destinado al paquete de obras, entre las que se destacó rehabilitar la fachada del Puente Atirantado, en el municipio de San Pedro.

En entrevista, Humberto Torres Padilla, secretario de Infraestructura, admitió que el techo de endeudamiento será repartido en tres etapas.

La primera de ellas será de un 40 por ciento que irá destinado a obras de servicios básicos como lo es drenaje pluvial y electrificación en los 68 polígonos de pobreza con los que cuenta el estado.

Otro 40 por ciento irá destinado al mantenimiento de las diferentes obras con las que se cuenta, como lo son puentes, la presa Rompepicos, las líneas 1 y 2 del Metro, así como otras en las carreteras de la localidad.

El 20 por ciento restante, agregó, irá destinado a obras calificadas como macro entorno, entre las que resaltó la culminación del penal de Mina, del cual contemplan invertir 300 millones de pesos del techo de endeudamiento.

“Esos recursos (el techo de deuda) estaríamos proponiéndoselo al gobernador y a los ciudadanos para invertir un 40 por ciento en polígonos de pobreza, un 20 por ciento en lo que sería en obras de macro entorno para que podamos resolver lo que tenemos inconcluso y un 40 por ciento de mantenimiento de infraestructura física que requiere que se le invierta”, dijo.

Desde su inauguración, el Puente Atirantado no ha recibido ningún tipo de manutención.

Lo anterior pese a que Oscar Bulnes, ex secretario de Obras Públicas en la administración de Fernando Canales Clariond, según archivos periodísticos, dejó estipulado en su Plan de Mantenimiento que el puente debía ser atendido en el primer y tercer año de cada administración.

Sin embargo, Humberto Torres no aclaró cuánto es el recurso que tienen pensado destinar para reparar las afectaciones que presenta el Atirantado.

Dichas afectaciones fueron constatadas luego de realizar un recorrido en donde se observaron algunas grietas.

Respecto al penal de Mina, el funcionario estatal insistió en que se tiene proyectado realizar una Asociación Público Privada (APP) debido a que el Estado no tiene los recursos para cubrir los 3 mil 500 millones de pesos que cuesta su construcción.

"En el caso del penal de Mina tenemos que abrir la posibilidad de que entre capital privado, hay que acordarnos que hay mucho recurso en nuestro estado y seguramente el próximo mes el Estado estará proponiendo que se genere un modelo diferente a lo que es la clásica APP o concesión a efecto que el Estado tenga un vehículo para que el capital privado se integre a proyectos de interés público”, concluyó.