8 de octubre de 2014 / 02:54 p.m.

MONTERREY.- Usuarios del sistema Ecovía  siguen denunciando la implementación de este medio de transporte.

En un recorrido realizado por TELEDIARIO DIGITAL  los usuarios compartieron los pros y contras de este medio de transporte y coinciden en que el sistema "no es tan malo", ya que hay gente que la utiliza para realizar recorridos largos.

Sin embargo la idea de retirar las rutas de camiones que pasaban cerca de las estaciones de Ecovía, despertó el enojo de la gente, ya que afecta en su economía.

Uno de los casos es el de Sara Valdez, quien aborda la unidad en la colonia Valle Soleado para trasladarse a su trabajo en la colonia Mitras, asegura que es un gasto más, ya que el sistema no la deja cerca del trabajo, como lo hacía anteriormente en una de las rutas que fue retirada. 

Ahora tiene que subir a la Ecovía, hacer un traslado de 45 minutos y posteriormente bajar para volver a subir a un camión urbano que la deje cerca del lugar donde labora.

"El otro camión que uso no es alimentador, así que me cobran normal: doce pesos", dijo y además explicó que no siempre al hacer el trasbordo a una ruta alimentadora le respetan el cobro gratuito.

"Llega un punto en el que viene muy lleno, a las seis u ocho de la mañana. Se supone que se hizo un transbordo que no te deben de cobrar, y me cobran lo normal", dijo.

Otras de las personas sumamente afectadas es Ana María Juárez, quien constantemente tiene citas médicas en el Hospital Cuauhtémoc, al que acudía abordando solamente la ruta 21, pero ahora que la retiraron tiene que caminar a la estación Santa Cecilia, que es la más cerca de su casa, bajarse en Ruiz Cortinez y de ahí abordar un ecotaxi que le cobra la tarifa mínima de 25 pesos.

Es decir, en lugar de pagar la tarifa de doce pesos por tomar una sola unidad, como lo hacía normalmente, ahora paga 36 pesos, entre Ecovía y un taxi, más la duplicación de esta cifra, por el traslado de regreso.

"A la parte donde yo voy tengo que caminar cinco cuadras, antes pasaba el 21 y ese me llevaba, pero ahora tengo que caminar o tomar un taxi que me cobra 25 pesos, más lo que ya pagué en la Ecovía, y antes solo pagaba el pasaje normal de 12 pesos".

Ana María explica que para ir al primer cuadro de la ciudad simplemente no tienen opciones. En caso de tener que acudir al Centro de Monterrey, las personas que viven sobre la avenida Lincoln, tienen que subir a la Ecovía y bajarse en algún punto cercano al lugar donde se dirigen, ya que las cinco rutas que pasaban sobre esa artería fueron retiradas.

"Nos quitaron las rutas, para el centro no va ninguna, si tomó la Ecovía para ir al centro tengo que pagar este, más otro camión, ya es doble gasto".

Aún falta más

Personal de la Agencia Estatal de Transporte, que se encontraba en la estación Asarco, aseguró que están revisando las rutas alimentadoras, ya que debido al poco flujo por el recorrido tan corto que realizan, la gente opta por caminar o tomar un ecotaxi, ya que terminan pagando lo mismo.

Está acción, hace que los empresarios de camiones tengan una gran pérdida, lo que hace aún peor el calvario de los usuarios, pues mencionó que hay la posibilidad de que las  rutas alimentadoras del sistema tarden más tiempo en llegar a los parabuses, ya que no les conviene a los dueño estar mandando unidades con poco tiempo de distancia si la gente no los está utilizando.

FOTO Y TEXTO: MAGALY MONSIVÁIS