16 de abril de 2014 / 03:10 p.m.

Monterrey.- La Semana Santa no siempre es para vacacionar.

Estos días de asueto, algunos regios aprovecharon para ponerse a trabajar en sus casas, arreglando esos detallitos que en todo el año se fueron acumulando. O haciendo remodelaciones.

Jonhatan González y su hermano Fernando tuvieron que cambiar el sol de la playa por el sol del mediodía, mientras echaban mano a la pala para batir la mezcla que usaron para construir un nuevo cuarto en su casa.

Los paseos los dejaron para otro día. O mejor dicho, para otro año. 

Así lo hicieron muchos regiomontanos, que optaron por no gastar el paseos, para invertir en pintar la casa, remodelar algún baño, cambiar la fachada de la casa, o simplemente hacer los arreglos que ya tenian tiempo pendientes de hacer.

Los dos hermanos fueron de esos. Mientras su papá salía a trabajar, ellos se quedaron ayudándole al maestro albañil encargado de la obra, pero los muchachos tuvieron que entrarle al trabajo duro, porque el tiempo apremiaba.

Ni hablar, esta vez, las vacaciones tendrán que esperar, porque el trabajo, es primero.

Francisco Zúñiga