FRANCISCO ZÚÑIGA
24 de junio de 2016 / 08:05 a.m.

Monterrey.- Para los vecinos de los Condominios Constitución los fines de semana son un infierno. No duermen por los altos niveles de la música que tocan en dos bares que se ubican sobre la avenida Florencio Antillón y cuyos dueños no respetan ningún horario ni la tranquilidad de la gente.

El ‘Bar Mitla’ y el ‘Isse Crazy Bar’, ubicados en el 1337 y 1339 de la citada avenida, están abiertos después del horario de cierre, y es común, sobre todo viernes y sábados, que amanezcan al día siguiente.

En el caso del ‘Bar Mitla’ la situación tiene desde hace muchos años aunque no es tan grave como en el ‘Isse Crazy Bar’, donde tienen la música a todo volumen durante toda la noche y sus parroquianos tienden a hacer actos de exhibicionismo en plena calle; el ruido se escucha en varios edificios de los Condominios Constitución.

Los vecinos se han quejado ante las autoridades, en este caso, municipales, e incluso han ido a pedir que bajen el volumen, pero los corren.

De acuerdo a los afectados, una de las propietarias dice pertenecer a la Policía Ministerial y la otra es abogada, por lo que dieron a entender que tienen influencias para violentar la ley.

Sin embargo dicha versión no fue confirmada por Telediario.

Las leyes municipales que limitan los decibeles y los horarios parecen no alcanzar a estos dos bares, sobre todo el ‘Isse Crazy Bar’, cuya música atormenta a los vecinos durante todas las noches de los fines de semana sin que sus denuncias hayan tenido eco en las autoridades municipales.