23 de septiembre de 2014 / 01:09 a.m.

Monterrey.- Vecinos de la colonia Obispado se quejan de una construcción que desde hace más de un año les causa riesgo y temor.

El sábado hubo un deslave en el lugar, y temen que haya más derrumbes a causa de la excesiva humedad generada por las lluvias.

Esta situación se registra en las calles José Benítez y Emilio Zola, donde se edifica una construcción que albergará oficinas y locales comerciales.

Por el momento se realizan trabajos de excavación de lo que será el estacionamiento subterráneo, lo cual ha generado problemas para las personas que radican o transitan por allí.

Un habitante de la calle José Benítez manifestó que la obra tuvo sus inicios a mediados del año pasado, en un terreno particular de aproximadamente mil metros cuadrados.

Actualmente su talud de mayor altura, hacia la calle José Benítez, mide más de 12 metros.

Allí se registró un derrumbe el pasado 7 de marzo, que originó la caída de la mitad de la banqueta.

El incidente atrajo la atención de las corporaciones de Protección Civil y causó alerta entre los vecinos. Sin embargo, nada pasó y las maniobras continuaron, pese a la oposición de los habitantes de El Obispado.

Fue el pasado sábado 20 de septiembre cuando ocurrió otro deslave en el mismo talud dañado, ocasionando la caída completa de la banqueta y parte del carril poniente-oriente.

Por tal motivo la circulación hacia ambos sentidos se ha concentrado en el único carril que quedó. Lo anterior ocasiona riesgos de accidentes y poca capacidad de tránsito.

Aunado a lo anterior, los vecinos tienen temor de que vuelva a ocurrir otro derrumbe, tomando en cuenta la humedad excesiva que se está acumulando debido a las lluvias.

Por tal motivo hicieron un llamado a los gobiernos municipal y estatal para que detengan la obra, o cuando menos estén al pendiente de que se desarrolle en forma segura.

FOTO: Agustín Martínez 

AGUSTÍN MARTÍNEZ