ÉRIK ROCHA | @Erik_Reportero
1 de julio de 2015 / 09:21 a.m.

GUADALUPE.- Son varios puntos del municipio de Guadalupe donde vecinos han reportado que por medio de tuberías se arrojan desperdicios al río La Silla.

Uno de ellos ocurre a la altura de la colonia Hacienda San Marcos, donde un ducto que pertenece al Vivero Municipal, arroja agua de dudosa procedencia.

El olor en el lugar es muy desagradable, y a pesar de ello, empleados de la instancia municipal niegan estar contaminado el río.

Trabajadores del vivero aseguraron que el agua que se arroja al río está limpia, y proviene de pozos de agua que se encuentran en el vivero.

"Esa agua está limpia, se usa para regar las matas del vivero, se saca de pozos y pues sale por aquí porque no se puede almacenar toda en el vivero", dijo un empleado.

De igual forma, están culpando a los dueños de un rancho que se encuentra a unos metros del lugar, según acusan en dichos espacios se arrojan desperdicios de todo tipo al margen del río La Silla, y posteriormente cuando llueve, todo termina en el manto acuífero.

"Es que lo gacho está más para allá por la Tolteca, ahí los posesionarios arrojan desperdicios sanitarios al río, se viene para acá y por eso huele bien feo", dijo otro empleado.

Los altos grados de contaminación en ese corredor han causado además de los olores fétidos, oscuridad en las aguas que en algún momento lucieron cristalinas.

Durante el recorrido realizado por la zona se encontró también descuidos y falta de mantenimiento en las orillas del río, basura, ropa, calzado viejo, entre otros desperdicios se encuentran en varios sectores.

peces río la Silla
Los vecinos denunciaron que en el sector de El Realito se arrojan aguas todos los días por la tarde | ESPECIAL

Otro punto donde se presentaron problemas fue en los límites de Monterrey y Guadalupe en el sector conocido como El Realito, donde los colonos reportaron que desde hace 15 días se arrojan aguas todos los días por la tarde.

Según acusan los vecinos, ante la falta de vigilancia de las autoridades correspondientes, aparentemente una empresa aprovecha y arroja sus desperdicios.

En este y otros puntos del manto acuífero, la contaminación del agua ha provocado que las especies comiencen a morir.

Horas después, Agua y Drenaje de Monterrey informó que en dicho punto se colocó una tubería de 30 pulgadas para desviar los desperdicios y a su vez se realizaron trabajos de limpieza en el lugar.

Según indicaron, ya no se presentan escurrimientos de aguas negras hacia el río la Silla.

Autoridades que regulan la contaminación de los mantos acuíferos en el estado en reiteradas ocasiones aseguran tener operativos permanentes de revisión a fin de evitar que se arrojen desperdicios y sancionar a quien lo haga; a pesar de ello, los vecinos son los mejores vigilantes y siguen reportando dicha irregularidad.