28 de septiembre de 2014 / 02:17 a.m.

Monterrey.-Habitantes de la colonia Paseo de las Mitras al poniente de Monterrey se quejan de  inundaciones luego de una fuerte lluvia.

 Molestos por las constantes contrariedades que padecen, es que hacen un llamado a las autoridades para dar una solución a la problemática que enfrentan.

Luego de las lluvias que se dejaron sentir en el transcurso de la semana, los habitantes de ese sector se encuentran preocupados por el peligro latente.

"Tenemos mucho miedo al canal del águila cuando se crece y se mete el agua a las casas, hemos tocado muchas puertas y sólo dicen que lo van a ver pero el problema lo tenemos y lo padecemos cada vez que llueve", dijo Sahara Diez, vecina de la esta colonia.

 La entrevistada mencionó que el lunes pasado el agua se introdujo algunos domicilios por lo que tuvieron que sacar a las personas ante el riesgo de una tragedia.

 "La gente corría mucho peligro pues el agua subió bastante nivel y rebasó el Canal del Águila y obviamente llamamos las autoridades y nos dijeron que este sector no era zona de riesgo pero la verdad estuvieron algunas familias con mucho riesgo ya que estuvieron  a punto de ahogarse por lo que  es una zona de peligro", sostuvo.

 Las autoridades ya han sostenido reuniones con los vecinos y la problemática aún sigue, por lo que esperan que esperan respuestas concretas y que se  tomen cartas en el asunto ya que el tras un torrencial aguacero es que vienen los problemas.

"No hay señalamientos de advertencia para las personas que van en carro y a  pie, por lo que tenemos que salir a la calle para prevenirlos y no traten de cruzar la avenida porque se lo lleva el agua", advirtió.

 Comentaron que principalmente el problema se presenta en el cruce de las calles Valeriana y Rigoletto en la colonia Paseo de las Mitras, sin embargo en otros sectores aledaños también se presenta el riesgo.

Vale recordar que el Canal del Águila causa inundaciones en algunas colonias como Álvaro Obregón, Santa Cecilia, Morelos, para luego convertirse en tributario del Arroyo del Topo Chico.

FOTO: Lorenzo Encinas

LORENZO ENCINAS