5 de mayo de 2014 / 05:40 p.m.

Monterrey.- Habitantes de la calle Luis Torres, en ese sector del municipio de Guadalupe, recuerdan con cariño la sonrisa de vanessa, que a sus cinco años de edad se ganó el cariño y simpatía de quienes viven cerca. 

La noche del domingo, el destino de la pequeña Vanessa cortó de tajo esa sonrisa y felicidad que la envolvía. 

Sobre la avenida Pablo Livas, a la altura de la calle Dalia, un imprudente joven de 21 años de edad terminó con las ilusiones de una péqueña que ya acudía a su primer año de preescolar y dejó a sus padres sumidos en el sufrimiento eterno. 

En la colonia, vecinos como don Roberto Castillo y doña María Méndez recuerdan a Vanessa como una niña cariñosa y ejemplar. 

Para ellos, su partida deja un profundo dolor en los corazones de quienes compartieron con ella algunos momentos de alegria. 

"Ella salía acompañada de su mamá, iba a la escuela y cuando pasaba frente a nosotros nos decía adios", recuerdó Don Roberto. 

Con las lágrimas a punto de traicionarla, Doña María mencionó que la niña era muy linda, siempre se le veía jugar en el porche de su casa y nunca en la calle. 

En su casa, dos perros, uno de ellos de la raza labrador, recarga su cabeza contra el barandal, esperando escuchar la risa de su pequeña dueña, pero ella ya nunca regresará a jugar con ellos. 

La familia fue víctima de un accidnete, donde el presunto responsable de nombre Ivan Alejandro Vázquez Torres conducía a exceso de velocidad y en estado de ebriedad. 

Durante el percance, falleció la pequeña Vanessa y sus padres, José Ricardo Díaz y Alicia Nohemi Montoya, sufrieron graves leisones que los mantienen delicados en el Hospital de Zona número 21 del IMSS. 

Marcial Pasarón