16 de enero de 2014 / 09:27 p.m.

Monterrey.- Los vecinos de colonias como San Ángel Sur, Los Remates y Condesa, en el sur de Monterrey, pidieron a las autoridades municipales la reconstrucción y reactivación del parque Canoas.

Sabedores de que eso representa una importante inversión, solicitaron que cuando menos se limpie el área y se asigne una mejor vigilancia policiaca.

“Que no tiren la basura, que lo limpien bien y que tengan más vigilancia, porque sí tenemos entendido que ya empieza a haber robos ahí, en la noche, cuando ya regresan los trabajadores, porque es un puente que a todas horas se utiliza”, comentó María Pineda.

Por su parte, Antonia Rivera Hernández consideró que lo ideal sería que volviera a operar el famoso parque, que desde mediados de los 70 y hasta hace tres años, fue uno de los principales paseos de los regiomontanos.

“Yo pediría al Gobierno que nos hiciera un parque como antes, para que puedan jugar los niños ahí, y divertirse la gente, porque ya no hay parque como antes, que estaba ahí el parque”, explicó.

Acerca de las edificaciones que antaño funcionaron como snacks y pequeños restaurantes, y que ahora son nido de vándalos y drogadictos, las personas pidieron su retiro y demolición.

“Tirarlos todos y echarlos abajo, o hacer otra especie de parquecito, así como hicieron aquel que está allá, el parque de juegos, y que arreglen toda esta parte del río, ya que no llega el agua hasta acá”, dijo el señor Mario Villarreal, quien tiene su domicilio en la calle Valle de los Sabinos.

A falta de vigilancia el área representa un serio riesgo para quienes, de regreso a casa, tienen que pasar a oscuras por el puente peatonal en medio del parque.

“Que hubiera alumbrado, más alumbrado. -¿Lo considera como un lugar inseguro? De noche, sobre todo de noche, sí”, aseveró el ama de casa Cecilia del Ángel, cuyo trabajo es en el turno de tarde y regresa al anochecer.

Los habitantes de las referidas colonias quisieran que sus peticiones no se las llevara el viento y quedaran en el olvido.

Esperan una buena respuesta de las autoridades municipales, a cargo de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

Agustín Martínez