17 de noviembre de 2014 / 02:57 p.m.

Monterrey.- El olor a pan de una pastelería de la colonia Martínez choca con la imagen de una columna de la Línea 3 del Metro desdoblada y desplomada en la parte superior sobre la avenida Félix U. Gómez, donde el otro olor a muerte se mezcló hace unos días.

La zona a la altura de las calles Rafael Nájera y Progreso está acordonada desde el pasado 12 de noviembre cuando la tragedia sacudió la zona y conmocionó a vecinos, comerciantes y obreros, donde aún son visibles lo fierros retorcidos de la columna y estructura enclavada justo entre las colonias Terminal y Martínez.

"Falta que la liberen (para poder trabajar)", señala un trabajador robusto que labora en la construcción mientras le da un toque a su cigarro en un momento de descanso, junto con otros dos compañeros de la obra, sentados justo frente a la panadería.

Los vecinos del sector y transeúntes que caminaban por la avenida Félix U. Gómez manifestaron su preocupación y temor,  ante los incidentes mortales registrados desde hace algunos meses y que les generará después cuando quieran abordar el viaducto ya concluido.

"Yo no vivo aquí, vengo de compras, desde un principio… todos dicen, no nada más yo, que no está bien (edificado), pero ya ve cómo es  que siempre hacen lo que quieren, así no (cómo usarlo) con qué confianza", relató Wilfredo Valdez, vecinos de San Pedro quien pasaba por la zona.

Ese día, durante el vaciado de la columna de la Línea 3, una estructura de acero colapsó a una altura de 25 metros y arrastró a tres trabajadores, de los cuales uno murió al estrellarse contra el pavimento y quedar bajo toneladas de concreto.

Víctor, vecino y quien ha residido durante toda su vida en la colonia Terminal, afirmó que estos hechos no generan confianza y seguridad para cuando esté lista la nueva línea del Metro.

"Ninguna (seguridad), -yo vivo aquí cerca-, pero da la impresión de que las compañías constructoras no están certificadas, traen personal y equipo que no es seguro, desde el momento que ocuparon toda la avenida Félix U. Gómez para trabajar, hacer aquí las instalaciones de la constructora y cerrar la circulación, desde ese momento yo desconfío  de las constructoras y del trabajo que están haciendo.

"Quién sabe, deberían invitar al gobernador para que se eche una vueltecita de inauguración a ver qué tan seguro se siente", indicó.

Otras de las vecinas de nombre María Hermelinda Feliciano, indicó que sus vecinos tienen temor por lo que podría suceder después tras el impacto que les provocó esta último accidente mortal.

"Pues, mucha preocupación y miedo, de que algo malo suceda, por los comentarios que escucha uno  de la gente, preguntarnos si estará todo bien seguro para después utilizarlo.

"Aquí vivo en la otra cuadra, y la gente está batallando, los que tiene sus carros, ahora para pasar a la escuela o jardín  de niños, porque llevamos niños", dijo la señora quien regresaba del supermercado, tras observar el acordonamiento del sector, donde es imposible el tránsito de vehículos.

Un transeúnte que pasaba por el lugar menciona: "Si así se caen las columnas, ahora cómo estará el Metro".

FOTO: Raúl Palacios

EDUARDO MENDIETA