4 de marzo de 2014 / 06:45 p.m.

Monterrey.- Donovan e Israel llevaron su amistad y compañerismo hasta el cielo. Desde allá cuidarán del resto de sus amigos y también de sus seres queridos.

El cuerpo de Donovan Alfredo Ortega Cortés, de 22 años, es velado desde la tarde del martes en una funeraria de la avenida Constitución, en Monterrey.

Los restos de Israel Emmanuel Castro Loredo, de 26, serían entregados a los familiares en el transcurso del día de ayer.

Mientras eso ocurre, el amigo de ambos, Jesús Toledo Olivaria, de 26 años, permanece en estado grave en el hospital San José.

En la misma situación se halla el conductor del segundo vehículo, Rufino Lara Scott, de 61 años y quien es atendido en el hospital de Zona número 21 del Seguro Social.

Por el momento las autoridades investigadoras analizan el caso y esperan el desahogo de diversas pruebas, para confirmar que era Ortega Cortés quien conducía el miniauto en el que circulaban los tres jóvenes.

Debido a sus condiciones de salud, ninguno de los dos sobrevivientes del percance ha podido rendir declaración, y permanecen bajo custodia policiaca.

Por otro lado, habitantes de la calle José Joaquín Herrera, en la colonia Rubén Jaramillo, de Monterrey, describieron a Israel como un buen muchacho.

Soltero, él era el mayor de tres hermanos y habitaba con sus padres en una vivienda multifamiliar.

Trascendió que era becado en la Universidad de Monterrey, donde cursaba la carrera de Comunicación.

Sus vecinos señalaron que el joven siempre fue muy serio, respetuoso y apegado a su familia y los estudios.

Se dijeron consternados por lo ocurrido, pues apenas la mañana del lunes lo habían visto muy contento al salir de su domicilio.

Durante el martes, las actividades en la referida universidad se llevaron a cabo de manera ordinaria.

El accidente que cobró la vida de los dos estudiantes de la UdeM y que mantiene graves a otras dos personas, se registró el lunes por la tarde en la avenida Morones Prieto a la altura de la calle Juárez, frente al casco municipal de San Pedro Garza García.

A bordo de un automóvil Smart, los tres jóvenes circulaban de oriente a poniente con la intención de llegar a su centro de estudios, ubicado en la misma arteria, a pocos kilómetros.

Al pasar por una curva el conductor del miniauto perdió el control del volante e invadió los carriles contrarios, impactándose de frente contra una camioneta minivan marca Pontiac, conducida por Rufino Lara Scott.

El cuerpo de Donovan Ortega quedó sobre el pavimento, mientras que las otras tres personas involucradas fueron extraídas de los vehículos por varios testigos.

Los primeros indicios hicieron suponer que era Donovan quien iba al volante, aunque eso tendrá que confirmarse legalmente por medio de las investigaciones.

Agustín Martínez