MAYTE VILLASANA | @MayteVillasana
27 de octubre de 2016 / 03:47 p.m.

MONTERREY.- Llevar flores a los panteones donde reposan los restos de los seres queridos que se han adelantado en el camino genera un incremento de las ventas en las bodegas que se dedican a este giro, especialmente durante esta temporada del año.

Previo al Día de Muertos los comerciantes se preparan para recibir a clientes y revendedores que se ganan la vida ofertando flores, como señal de respeto y cariño o como una ofrenda en su memoria.

"Toda la flor se trae del Estado de México, ahí se juntan los proveedores y de ahí se trae en un camión", indicó Janeth López.

La de mayor demanda es la flor de cempasúchil, conocida por ser uno de los adornos más populares en las tumbas.

Esta "flor de veinte pétalos" sólo florece después de la época de lluvias, por ello se ha convertido en uno de los íconos del Día de Muertos.

Pero no es la única flor más vendida en esta fecha, aclara la trabajadora de un negocio ubicado en el centro de Monterrey.
”Sí ha incrementado más que nada desde ahora ha empezado a llevarse para los altares, el cempasúchil, la mano de león, claveles y también ahorita estamos con lo del día 28 y se ha llevado lo amarillo y lo rojo", comentó.

La también encargada de la bodega indicó que las ventas incrementan a partir del 28 de octubre por el día de San Judas Tadeo y continúan hasta el 2 de Noviembre.

En este tipo de negocios venden desde una pieza hasta docenas y paquetes de flores que reposarán en panteones y altares dedicados a los difuntos.