REDACCIÓN
22 de marzo de 2016 / 11:33 a.m.

MONTERREY.- El diputado federal por Nuevo León, Tomás Montoya, propuso ante la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma para sancionar las llamadas falsas a números de emergencia.

El también vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI señaló que esta conducta ha ido en aumento en los últimos años, por lo que subrayó la importancia de legislar en esta materia, ya que implica costos económicos y merma la capacidad de dar respuesta a una verdadera emergencia.

"Las llamadas falsas son un tema que afecta a todas las instituciones de seguridad el país. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en el año 2016 se registraron 90 millones de llamadas a los servicios de emergencia, de las cuales 75 por ciento eran falsas.

"Estas alertas generan importantes costos a las instituciones de seguridad y atención de emergencia. Lo más grave es que las llamadas falsas de emergencia propician que dejen de atenderse las verdaderas urgencias que pongan en peligro la seguridad de la población".

Por otra parte, instituciones como Cruz Roja, que son parte de los operativos de emergencia, han hecho estudios y cuantificado que una movilización puede costar hasta 40 mil pesos, lo que representa pérdidas económicas para Federación, estados y municipios.

En la iniciativa se plantean multas desde tres mil 500 pesos hasta los 36 mil pesos.