19 de julio de 2014 / 02:39 a.m.

Monterrey.- "Vete sano, regresa sano". Es el lema con el que la Secretaría de Salud de Nuevo León busca convencer a todos aquellos que saldrán de la ciudad durante esta temporada de vacaciones, de cuidarse y cuidar a sus familias.

"Para que todas las personas, todas las familias que viajarán a sitios de recreo, o que van a sus lugares de origen a visitar a sus familiares, no olviden que la salud siempre nos debe acompañar", comentó Francisco González Alanís.

El subsecretario de Prevención y Control de Enfermedades encabezó el inicio de un programa orientado a los usuarios de la Central de Autobuses, que está vigente durante este viernes y sábado.

Con la autorización de la gerencia de la terminal, se entregaron trípticos y folletos a los viajeros, mediante los cuales les brindaron orientación en torno a cuidados y medidas para evitar accidentes y enfermedades.

"Para que la población sepa que, si van a un lugar, pues (es importante) protegerse ellos y los niños con un repelente, por ejemplo, para enfermedades como el dengue y otras enfermedades que transmiten los mosquitos", reiteró el funcionario.

Durante sus viajes a las playas o a cualquier punto del país, es necesario que los ciudadanos adopten algunas acciones básicas al momento de comprar o ingerir los alimentos.

"Que de preferencia no sea en la vía pública, y estar muy muy al pendiente de que no haya alguno de los miembros de la familia con enfermedades diarreicas, con fiebre o dolor de cabeza.

"Si así fuese, acudir en el sitio en donde se encuentra, a consultar, y no auto medicarse", enfatizó el doctor González Alanís.

Indicó que por el momento no existe ninguna alerta sanitaria o el impedimento para que los viajeros transporten alimentos, sobre todo de origen animal.

En ese sentido es relevante proteger los productos en envases adecuados, como recipientes con aislante de temperatura, para evitar que se descompongan durante los traslados.

FOTO: Agustín Martínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ