GABRIELA JIMÉNEZ 
17 de julio de 2017 / 10:55 a.m.

MONTERREY.- Cada vez menos inmigrantes centroamericanos buscan cruzar a Estados Unidos, sino que la mayoría ahora busca establecerse en territorio mexicano.

En entrevista, Luis Eduardo Villarreal Ríos, presbítero fundador de la Casanicolás, explicó que las oportunidades de empleo en Nuevo León han vuelto al estado un destino más atractivo para los extranjeros.

Debido a tal situación, el sacerdote prevé que gradualmente se vayan formando núcleos de inmigrantes en la zona metropolitana.

“Cada vez son menos los que van de paso directo a Estados Unidos. Muchos dicen ‘yo me voy a quedar al menos dos o tres meses a ver cómo está la situación’.

“La tendencia es a establecerse en el área metropolitana. El escenario tendencial es que pronto tengamos núcleos de hondureños y de salvadoreños, principalmente”, explicó.

Aunque la delegación estatal del Instituto Nacional de Migración (INM) presume que hay accesibilidad para que los extranjeros regularicen su estancia en el país, Villarreal Ríos manifestó que en realidad los procesos son complicados y costosos.

En realidad, él percibe más una actitud de cautela que de amplia recepción para los inmigrantes.

“Migración es muy cautelosa en ese rubro. La política no es acoger a toda la migración, es más bien contenerla. Prácticamente es devolver al migrante.

“Tengo la impresión de que hay mucha dificultad”, manifestó el fundador de Casanicolás.

                              Comida y techo temporal

Para aquellos extranjeros que van de paso por la ciudad, Casanicolás tiene un lugar ubicado en la colonia Guadalupe Victoria, en el municipio de Guadalupe, donde se les brinda atención hasta por tres días de forma gratuita.

Además de comida y techo temporal, también se les brinda asesoría legal o psicológica, pues muchos de quienes arriban al lugar cargan con un fuerte estrés postraumático tras el largo viaje.

“Vemos también por la protección de los derechos humanos de los migrantes, cuando hay que hacer una denuncia, cuando hay que darle seguimiento a un caso”, expresó el sacerdote Luis Eduardo Villarreal.


mmr