ZYNTIA VANEGAS
31 de marzo de 2016 / 08:08 a.m.

Monterrey.- Durante esta Semana Santa la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) atendió a 440 personas en los módulos instalados en el aeropuerto y en la central de autobuses dándoles asesoría, pero solo se presentaron tres quejas de usuarios que saldrían de vacaciones. 

El delegado de la dependencia en la Nuevo León, Raymundo Rodríguez Diego, señaló que estos casos fueron solucionados en su momento y que el monto recuperado fue de 8 mil pesos.

"Solamente tuvimos tres quejas, dos de ellas de una aerolínea en la que hubo retrasos de vuelos y no querían hacer valor esos incentivos que se tenían que dar y ahí tuvimos la oportunidad de conciliar esas dos quejas. El monto que se les recuperó estuvo más o menos de 8 mil pesos. La otra queja fue en la central de autobuses", detalló el delegado de la Profeco.

En la central de autobuses fue una persona que compró un boleto por internet y la empresa no se lo quería hacer válido, pero fue solucionado.

Mencionó que por medio de los operativos Verificación Vacacional Turistas y Verificación Cuaresma, se aplicaron nueve suspensiones en diferentes establecimientos como bares, hoteles, restaurantes o negocios de venta de mariscos por no contar con precios a la vista o información confusa.

"Si realizamos más de 150 visitas y solamente tuvimos nueve suspensiones, estamos hablando que el porcentaje fue mínimo", dijo Raymundo Rodríguez Diego.

Pero si alguna persona tuvo alguna queja porque no le cumplieron por un servicio o producto que pagó, tiene un año para acudir a poner la denuncia y no quedarse con la inconformidad sino buscar que le repongan el daño.

El delegado destacó que tienen el compromiso de dar solución de atender a todas las personas lo antes posible.

"El llamado es que nos tengan confianza que nos permitan ayudarle, somos una dependencia con muchísimas ventajas, la principal completamente gratuita y nos pusimos una meta de culminar nuestros procesos en un mes", puntualizó.