29 de diciembre de 2014 / 01:12 p.m.

Monterrey.- En las profundidades del Barrio Antiguo, los 'hombres topo' que laboran en la construcción del túnel de la Línea 3 del Metro iniciaron la fase final.

La lumbrera, ese hueco gigantesco que abrieron sobre la calle Padre Mier para el ingreso de maquinaria y personal, empieza a cerrarse poco a poco.

En un recorrido junto a los directivos de la empresa Maiz Mier, encargada de esta parte de los trabajos, el secretario de Obras Públicas estatal, Luis Marroquín, mostró los avances del túnel, que ya tiene forma al 100 por ciento.

La galería que conectaba a la lumbrera con el túnel tipo minero fue cerrada mediante un proceso de colado que demoró apenas un par de días.

Marroquín indicó que ahora se hará lo propio con la lumbrera, aunque dejarán un pasadizo apenas suficiente para el ingreso de una persona, que servirá a futuro para labores de mantenimiento.

Esto permitirá que la vialidad de la calle Padre Mier, interrumpida actualmente por los trabajos, se libere en marzo, cuando la lumbrera sea tapada por completo, detalló el secretario de Obras Públicas.

Mientras tanto, a 17 metros bajo tierra, el túnel de la Línea 3 ya se unió al de la Línea 2, y entre ambos sólo existe una hoja de triplay como separación.

Incluso, la parte final de los rieles que actualmente dan servicio a la estación Zaragoza ya son visibles en la nueva obra.

En un par de meses, las vías de la Línea 3 serán empatadas milimétricamente para continuar el recorrido hacia la parte elevada del Metro, que comienza en la avenida Félix U. Gómez.

Otro elemento visible es la diferencia de acabados donde los trabajos se topan; mientras que las paredes de la Línea 2 lucen un tono oscuro, evidenciando el paso del tiempo, las de la Línea 3 se aprecian en tonalidad clara.

Aunque a simple vista luce como una obra ruda, fue necesario que topógrafos empataran de forma precisa  el túnel de la Línea 2 con el de la Línea 3, pues una diferencia mínima habría echado abajo meses de planeación y obra civil.

En este lugar los trabajos registran 89 por ciento de avance, y se espera que concluyan en marzo próximo, aunque el resto de la obra, que comprende el viaducto elevado, estará lista hasta el mes de agosto.

Apenas hace dos semanas, la dependencia estatal inició la instalación de rieles en el tramo del viaducto que se ubica en el cruce de Félix U. Gómez y avenida Nogalar, labor que se hará en tres frentes distintos, cada uno con la participación de 50 ingenieros y especialistas.

FOTO: Especial

LUIS GARCÍA