DANIELA GARCÍA | MILENIO DIGITAL
3 de agosto de 2015 / 10:15 a.m.

Monterrey.- Un crecimiento desmedido y desordenado de la ciudad de Monterrey ha ocasionado que sus habitantes sufran por el colapso de sus vialidades.

La expansión comercial y habitacional de zonas como el poniente y el sur de la ciudad han sido en los últimos años un problema que afecta a los habitantes de estas mismas.

En la zona poniente del municipio les preocupa la expansión de la mancha urbana hasta casi colindar con el municipio de García, y la carga vehicular que le han dado a las vialidades que conectan a ambas localidades. Mientras que en el sur la preocupación es similar, pero en sus límites con el municipio de Santiago.

Por su parte, zonas como el centro de la ciudad permanecen abandonadas, pero con un pesado flujo vehicular durante el día, haciendo que sus habitantes se sientan ignorados por sus autoridades.

Si a esto se le suma la llegada de empresas, centros comerciales y desarrollos habitacionales a las zonas ya conflictivas, se espera que la situación se agrave cada vez más. El mismo plan de desarrollo urbano del municipio reconoce que el crecimiento de la ciudad va por encima de la solución a las vialidades.

“El incremento vehicular, que en los últimos años se ha registrado en la ciudad, ha sido mayor con respecto a la apertura o ampliación de nuevas vialidades, ya que de acuerdo a estadísticas el parque vehicular en el área metropolitana de Monterrey se incrementa anualmente de un 5 a 7 por ciento mientras que el ritmo de construcción, habilitación o ampliación de nuevas vialidades está muy por debajo de esos valores”, detalla el documento publicado en el portal del municipio regiomontano.

Este es el mayor problema del municipio, agravado por la entrega de permisos de construcción tanto de vivienda como comerciales en los pasados años, a decir de Luis Olmos, presidente de la Asociación Vecinos Atentos del Sur de Monterrey.

En entrevista, Luis Olmos consideró que este problema ha sido uno de los más grandes de la administración actual y aunque ellos y otros habitantes han buscado respuesta por parte de las autoridades regias no la han obtenido. Inclusive, les han mencionado que hay un plan de solución para los problemas en el sur, pero no les han mostrado en que consiste.

“Dicen que hay un plan para la zona, pero no lo tenemos y no me lo han enseñado todavía”, aseguró el presidente de la asociación.

Sin embargo, recientemente el regidor regio David Rex Ochoa explicó que el municipio no ha realizado obras de infraestructura ya que la federación y el gobierno estatal “no han respaldado” los proyectos para mejorar la vialidad. Esto, a pesar de que tan sólo en los pasados 10 años se han autorizado un total de 146 fraccionamientos y desarrollos habitacionales, comerciales y de servicios únicamente en la zona del sur (Carretera Nacional y Huajuco).