eduardo mendieta sánchez | milenio digital
20 de octubre de 2015 / 10:14 a.m.

Monterrey.- Pudo terminar su mandato, pese a la posibilidad de haber sido destituido por un problema heredado por otro alcalde, al que, asegura, "no le mentó la madre".

Es Víctor Pérez Díaz, alcalde saliente de Santa Catarina, que no se siente ni mejor ni peor munícipe que sus antecesores. Asegura que "la libró", pero aún falta mucho por hacer.

¿Aguanta vara con lo que voy a preguntar?
Tengo que aguantar, ya nos vamos.

Acaba su mandato, después de que estuvo a punto de no terminar tras la posible destitución que perfilaba hacer la Suprema Corte.


Es un gran aprendizaje, después de vivir este tipo de situaciones, lo único que le queda a uno es no hacer lo mismo ni dejar que las cosas sigan rodando cuando tuviste la autoridad para poder arreglar la situación jurídica de tu municipio; si bien no todas, las más importantes de alto impacto a la administración.

¿Se veía en la cárcel?

Cuando son temas jurídicos de esa naturaleza, y por la naturaleza de la autoridad que estaba definiendo este tema, tenía que pensar que debía enfrentar un proceso jurídico delicado; sin embargo, pasó por mi mente el hecho de que no tenía la culpa y que se me iba a un juicio de esos, tenía que enfrentarlo con fuerza.

¿Y a quien se la mentó? ¿A Páez Aragón o a Gabriel Navarro?

La verdad es que no se la menté a nadie, me da una dimensión de la gente que fue irresponsable y nunca se encargó de definir o hacer un buen trabajo de asuntos que la ciudadanía necesitaba; yo tuve comunicación con los ex alcaldes Navarro y Dionisio (Herrera), menos con Páez Aragón; lo vi de lejos después de que esto pasó en el aeropuerto de Houston, no fue ni para llamar, ni para disculparse, ni para nada; no me vio, y si lo hizo, se hizo güey.

La mayor decepción como alcalde, si la hubo...

Fue decepcionante no contar con el apoyo del Gobierno del Estado, y fue esperanzador de salir adelante con lo que tiene y lo que puede provocar junto con tu gente.

¿Lo tentó alguna vez manejar millones de pesos?

La verdad es que nunca me ha tentado; he trabajado a lo largo de mi carrera con cuatro o cinco alcaldes, siempre los vi actuar y vas aprendiendo, la verdad es que nunca me tentó.

¿Va para otro cargo o la IP?

Siempre he querido tener un despacho para asesorar, siempre hice mi trabajo desde el interior de las administraciones (...), y por otro lado, tengo pláticas pendientes con el presidente del partido, Ricardo Anaya.