MARCELA PERALES
29 de noviembre de 2017 / 08:38 a.m.

MONTERREY.- A decir de quienes estudian el tema, Nuevo León se distingue por discriminar a personas con VIH o SIDA.

Laura, por ejemplo, comenzó su tratamiento antirretroviral, ahora se encuentra indetectable y hasta espera a su primer hijo que nacerá sin contagio prenatal.

Lo que la enferma, es el rechazo social.

Aunque es su deseo, no tiene trabajo y si lo busca ya sabe la respuesta.

Las estadísticas no están lejos del testimonio de Laura.

Estudios del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y SIDA indican que los salarios de estos pacientes van de los 5 a los 10 mil pesos máximo.

El 90 por ciento de los hombres si trabaja y el 60 por ciento de las mujeres no.

Además, las empresas en el Estado suelen realizarles examenes de deteción a sus empleados sin previo aviso, lo que va en contra de la ley.


                  DISCRIMINACIÓN LABORAL
                     CENSIDA y ACODEMIS


- 90% Hombres trabaja
- 60% Mujeres no trabaja.
- Sueldo promedio: entre 5 y 10 mil pesos.

La Norma Oficial Mexicana 010 para la prevención y el control de la infección por Virus de la Inmunodeficiencia Humana, indica dice que la persona que se someta a estudios deberá hacerlo con consentimiento, autorización y en forma voluntaria.

Además, el resultado no se solicitará como requisito para acceso a bienes, servicios, matrimonio o empleo.

                                         NOM 010
                             CENSIDA y ACODEMIS


- La persona que se someta a análisis debe hacerlo:

* Con conocimiento suficiente.
* En forma voluntaria.
* Autorización por escrito o huella dactilar.
* Confidencialidad del resultado.

- No se solicitará como requisito para acceso a bienes, servicios, contraer matrimonio, obtener empleo, educación o atención médica.


Los avances en la medicina han permitido que el VIH tratado sea intrasmitible, además de equivalente a una enfermedad crónica con la que se puede tener calidad de vida.

El reto está en la detección oportuna y en el estigma social.

mmr