MARCELA PERALES
23 de mayo de 2017 / 08:21 a.m.

MONTERREY.-  Aunque no es en todos los casos, la mayoría de las víctimas de violación llevan un contexto consigo que las hace vulnerables o punto blanco de agresores.

Ludivina Lozano Leal, Presidenta de la Asociación Viccali señala que muchas de las mujeres agredidas sexualmente suelen repetir patrones.

Esta es la historia de Martha. Quizá ella nunca hubiera querido que su hija fuera agredida sexualmente, pero carga consigo un contexto que tal vez influyó para que la historia se repitiera. Ella también fue víctima de violación.

“Era algo que yo estaba pidiendo mucho que no les pasara, desafortunadamente a mí también me pasó lo mismo, pero con un tío. Sentí coraje, tristeza, odio.

Como a los 13 años yo me hice drogadicta y alcohólica, dejé de estudiar. Yo debería ser un poco más fuerte, tal vez más adelante tener hijas, estar más preparada y tener una buena vida para que a ellas no les pasara lo mismo”

Al igual que su hija, Martha también era adolescente cuando fue abusada sexualmente por un hombre mayor que ella. Su hija hoy sufre lo mismo y especialistas señalan que estos casos suelen ser comunes entre familias disfuncionales.

“La mamá de ella también fue violada y se lo cayó y generalmente por un familiar, por el tío que las cuidaba mientras la mamá trabajaba, por el abuelo, por el padrastro, por el vecino de al lado.

No le brindaron esas herramientas de protección que su madre no tuvo, entonces es muchísimo, no tiene ella la herramienta para sentir el peligro y decir que no. 

Si la madre no tiene esas herramientas parentales pues debe tener a alguien que se lo proporcione", explicó Ludivina Lozano.

La Asociación Viccali "Vida con Calidad" y la UNICEF estima que el 80 por ciento de las violaciones suceden dentro de una disfunción familiar.

La Unicef señala que en este mismo porcentaje, los abusos ocurren dentro del hogar.

Sobre los agresores, el 27 por ciento de ellos es el papá de la víctima, el 18 por ciento un tío, el 16 por ciento el vecino o una persona de confianza y en un 12 por ciento la violación es ejecutada por el hermano mayor.

La falta de estudio y la necesidad económica también influyen en este delito.