GUADALUPE SÁNCHEZ
12 de enero de 2016 / 07:40 a.m.

Monterrey.- Aunque ya iniciaron las actividades normales en escuela y trabajo, el Parque Ecológico Chipinque sigue como una de las atracciones de los extranjeros que disfrutan el clima frío y el contacto con la naturaleza.

Por ser día laboral, eran muy pocas las personas a diferencia de los fines de semana, pero desde Chile, Estados Unidos y Francia los visitantes quedan felices al caminar por las veredas, observar las aves y las curiosas ardillas que saltas entre las rocas y árboles.

A pesar de los 4 ó 5 grados de temperatura, un resbaladero como este no se puede desperdiciar.

Los frentes fríos que atraen a los paseantes a las montañas con la esperanza de ver algo de escarcha, no son gran cosa para alguien del cono sur.

Con una década de vivir en al Sultana del Norte, disfrutando de estos paisajes tres veces por semana, este francés aseguró que piensa quedarse en Monterrey por un buen tiempo.

A pocos minutos de la mancha de concreto, los regios saben que tienen este pulmón, lleno de flora y fauna silvestre que se debe preservar para disfrutarlo por siempre.