GABRIELA JIMÉNEZ
9 de abril de 2017 / 02:44 p.m.

MONTERREY.- A pesar de las condiciones de inseguridad en los penales, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, visitará a los internos de los tres centros penitenciarios de la localidad para celebrar la Semana Santa.

En rueda de prensa, tras la misa del Domingo de Ramos, el líder católico informó que hoy acudiría al Cereso de Cadereyta; el Jueves Santo, al Cereso de Apodaca, y el Domingo de Resurrección iría al penal del Topo Chico.

"El Jueves Santo estaré en Apodaca a las 10:30 de la mañana, y el Domingo de Resurrección en el Topo Chico", precisó.

Sin embargo, monseñor admitió la existencia de riesgos en los centros penitenciarios, e incluso señaló que en un inicio se le notificó que posiblemente las visitas no podrían realizarse.

"Ayer nos notificó el padre encargado de la Pastoral Penitenciaria que aunque la situación no es de total tranquilidad y que el ánimo no está muy sereno, considero que debo acompañarlos.

"Creo que es oportuno que yo pueda unirme en oración con los familiares para pedir por el eterno descanso de los que fallecieron, y también pedir por la paz en nuestros reclusorios", mencionó.

Ante la cancelación de la visita a los penales por parte de los diputados locales, el arzobispo comentó que su postura es distinta, pues no representa ninguna autoridad.

"Yo comprendo que quienes tienen autoridad, tienen otro significado para los reclusos. Yo no voy con ninguna autoridad sobre ellos, sino simplemente como un sacerdote que quiere compartir con ellos los días de la Pascua", expresó.

Por otra parte, Cabrera López anunció que este miércoles al mediodía celebrará la Misa Crismal en la Basílica de Guadalupe, en la colonia Independencia. Ahí bendecirá los Santos Olios y los presbíteros llevarán a cabo la renovación de las promesas sacerdotales.