MARCELA PERALES
16 de noviembre de 2016 / 07:52 a.m.

MONTERREY.- Yareli Hernández tiene 11 años y desde los seis padece diabetes y lejos de presentar alguna complicación, enfrentó su enfermedad y aprendió a realizarse sus chequeos ella sola.

“La verdad al principio no sabía que era pero ya pasando el tiempo ya sabía checarme e inyectarme y así fue pasando, ya a los ocho años aprendí a inyectarme y a los ocho también aprendí a checarme”.

Yareli es una de las miles de personas con diabetes que logra tener una calidad de vida gracias a la disciplina.

Ella acudió a la Asociación Mexicana de Diabetes en Nuevo León, donde los educan y enseñan el buen comer, indispensable para mantener los niveles de azúcar adecuados en la sangre.

Especialistas de la Asociación explican que para tener esta calidad de vida, o bien, prevenir la diabetes, es indispensable la buena alimentación, que lejos de una dieta se trata de balancear los alimentos a diario.

“Es importante aquí realizar cinco tiempos de comida, hacer un desayuno completo, estar balanceado, yo siempre les digo esta práctica, visualicemos el plato y la mitad del plato debe estar lleno de verduras y una cuarta parte la carne, el pollo y la otra parte va a ser nuestra tortilla o el frijol, no juntos arroz y frijol”.

“El ejercicio es recomendable hacerlo de lunes a viernes, no nos funciona si lo hacemos una o dos veces a la semana”, señaló Esbeidi Serrano, Nutrióloga Especialista de la Asociación.

En el caso de los niños, psicólogos recomiendan a los padres de familia no impactarlos con la noticia y enseñarles que su estilo de vida será diferente, pero benéfico.

La prevención es importante porque según estudios realizados por la UDEM, una familia llega a gastar hasta 50 mil pesos anuales por la enfermedad y podría destinar hasta el 90 por ciento del ingreso familiar.