FOTO Y TEXTO MARILÚ OVIEDO 
24 de noviembre de 2014 / 02:26 a.m.

Monterrey.- En el estacionamiento de un establecimiento ubicado en la avenida Revolución y Chapultepec, el club Oil Drippers Monterrey, se concentraron para reunir juguetes y entregarlos a los pequeños que tienen cáncer y otros que están pasando por una situación complicada.

Ahí estaban los vochos, las caribes, combies, karmanguia y muchos más, para atraer a chicos y grandes y así cumplir con el objetivo.

 "Esta actividad consiste en reunir juguetes, queremos muchos para poder ayudar a los niños que tienen cáncer, los vamos a entregar a una asociación 'Pancita Llena, corazón más' y a 'Pelones sonrientes', es una causa muy noble, labor altruista totalmente; aprovechando el jobee de los Volkswagen y conocemos toda la gente de Monterrey que les gusta el ambiente y uniéndonos todos los clubes vocheros con esta noche causa", dijo  Isaac Mena, presidente de Oil Drippers Monterrey.

Alrededor de las 10:00 de la mañana de este domingo los vehículos comenzaron a llegar, incluso había uno del año de 1956; y otros con alguna decoración como el muñeco de Chucky Y Woody.

Incluso un pequeñito hizo su aparición en este diminto vehículo.

Los organizadores esperaban buena respuesta.

"Nosotros en el club somos alrededor de 18 a 20 personas, los que estamos haciendo la labor, el evento y esperamos que esto se llene, unos 350 carros y es la primera vez que realizamos este tipo de evento", comentó David Cruz.

Algunas personas pasaban por el sitio y llegaban para tomarse fotografías, mientras que otros entregaban juguetes.

En el sótano del establecimiento también se vendían autopartes.

El objetivo del club, sacar una sonrisa a los pequeños, a quienes también dejaron un mensaje para que sigan adelante.

Un gesto amable nunca está de más, para quienes necesitan de ese cariño especial.