9 de junio de 2014 / 05:34 p.m.

Monterrey.- Al surgir la Ecovía como una promesa a resolver los problemas del transporte de pasajeros, surgieron otras dificultades para los automovilistas que, impulsados por la fuerza de la costumbre, daban vuelta a la izquierda por avenidas muy transitadas como Ruiz Cortines y Lincoln.

Los automovilistas fueron obligados a evitar esas problemáticas vueltas, pero al resolver una situación de pronto las cosas parecieron ponerse peor.

En la avenida Edison, que cruza con Ruiz Cortines, los conductores que quieren dar vuelta a la izquierda, deben virar a la derecha y de pronto, apenas doblan la esquina, se recetan una espectacular vuelta de bandido. Bueno, así le llaman a las vueltas en "U", o también entenderá si decimos que es una vuelta de campana "0 de 180 grados.

Pero lo que no tiene vuelta es el hecho que se trata de una irregularidad que es sancionada por los reglamentos de transito metropolitanos.

El artículo 92 detalla en seis incisos que quedan prohibidas las vueltas en "U" en los casos siguientes:

I. A media cuadra, se exceptúan los casos cuando haya carriles de retorno;

II. En puentes, túneles, vados, pasos a desnivel, lomas, curvas, zonas escolares y vías de ferrocarril;

III. En cualquier lugar donde la visibilidad del conductor esté limitada de tal forma que no se le permita ver la aproximación de vehículos en sentido opuesto;

IV. En cualquier lugar en donde la maniobra no pueda ser realizada sin efectuar reversa;

V. En sentido contrario al que tenga la calle transversal;

VI. En avenidas de alta circulación.

Las infracciones son de tres a cinco días de salario mínimo por:

67 Dar vuelta en "U" a media cuadra 92 I de 3 a 5.

68 Dar vuelta en "U" efectuando reversa en el proceso 92 IV 3 a 5 .

69 Dar vuelta en "U" en lugar prohibido 92 II 3 a 5 .

70 Dar vuelta en "U" en sentido contrario o calle transversal 92 V 3 a 5 .

71 Dar vuelta en "U" sin ceder paso a la circulación de calle transversal 91 3 a 5.

Después de ver todo ese desorden sin que se aparecieran oficiales de tránsito, por fin, a la media hora hizo su presencia una unidad de protección y vialidad... Pero saben qué... Será porque es autoridad, o porque se dejó llevar por la corriente, pero el operador se aventó una vuelta olímpica, sin encender torretas, sirena o cuando menos un "abran paso que soy la ley".

En fin, y luego nos preguntamos porque en cuestión de choques, como decía José Alfredo, Monterrey sigue siendo el Rey.

FOTO: Raúl Palacios 

JOEL SAMPAYO CLIMACO