MIRIAM CASTRO | MILENIO DIGITAL
1 de diciembre de 2015 / 05:15 p.m.

Ciudad de México.- La llegada del último mes del año siempre viene acompañada de festejos, no solo por las posadas y cenas de fin de año, sino también por recibir el tan esperado aguinaldo.

El aguinaldo es un dinero extraordinario que legalmente debes recibir antes del 20 de diciembre y debe ser de por lo menos 15 días de tu salario (salario diario no integrado, es decir, sin incluir prestaciones), conforme al artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo.

¿Quiénes tienen derecho a recibir aguinaldo?
Tienen derecho a esta prestación todos los trabajadores sin excepción: los de base, los de confianza, los de planta, sindicalizados, contratado por cierto tiempo, los eventuales y los que trabajan en el campo. Todos.

En el caso de los trabajadores contratados por honorarios, la ley establece que sí podrán recibir aguinaldo siempre y cuando se encuentren al servicio permanente de un solo patrón y cubran un horario de trabajo específico y obligatorio.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), 29.3 millones de trabajadores deberán recibir esta prestación.

¿En qué gastan su aguinaldo los mexicanos?
La Encuesta Scotiabank sobre Aguinaldo 2014 reveló que el 26 por ciento de los mexicanos destina esta prestación a la compra de la cena de fin de año; el 21 por ciento para comprar ropa y calzado; el 18 por ciento lo dedica al ahorro; el 17 por ciento al pago de deudas, y el 18 por ciento lo gasta en vacaciones, salud y remodelación de sus casas.

Los especialistas recomiendan evitar que la emoción por la época navideña afecte tu bolsillo, ya que lo ideal es que inicies el año sin deudas; recuerda que el propósito original del aguinaldo es que los trabajadores reciban un ingreso extraordinario para enfrentar los gastos de fin e inicio de año.

No obstante, este dinero adicional al salario no debe verse meramente como una oportunidad de gastar más, sino como una opción de ordenar un poco las finanzas familiares o de ahorrar para hacer frente a situaciones imponderables.