ORLANDO MALDONADO 
12 de julio de 2016 / 04:55 p.m.

Monterrey.- En respuesta a la ruptura del diálogo entre maestros y Gobierno que tuvieron este lunes, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que los docentes ya no pueden estar cerrando calles por capricho.

El mandatario estatal aseguró que no permitirán esto, ya que hay comerciantes molestos, mismos que están preparando denuncias contra los maestros por afectaciones con el cierre de sus negocios.

Rodríguez Calderón consideró que su administración ha mostrado la voluntad de dialogar y ayudar a los docentes mediante la interlocución con la Federación para resolver sus afectaciones por la reforma educativa.

"Pueden manifestarse en la Macroplaza, pero ya no les vamos a permitir cerrar las calles, es decir, yo he sido demasiado consciente en eso, lo hice por la cantidad de maestros que había y no quise generar una confrontación, pero ya no puede ser por capricho, ya no puede ser por simple capricho que viene a protestar y no escucha.

"Yo estaría de acuerdo en la protesta cuando no hubiera solución en el Gobierno, el Gobierno les ha planteado soluciones, el Gobierno Federal también les ha planteado soluciones a través de nosotros y obviamente la abrogación de la reforma no es el Gobierno (estatal) quien tiene que decirles que sí o que no, la abrogación de la reforma debe ser un concepto de un impasse, de un proceso de tregua que permita que se pongan las gentes correspondientes en la mesa de diálogo", dijo.

Ante la convocatoria de una nueva marcha para este miércoles, el gobernador sostuvo que cambiarán el operativo de seguridad, pero no precisó si volverán a utilizar autobuses y vallas metálicas para impedir que tomen Morones o Constitución.

"Yo no puedo ahorita advertir nada, hasta ver lo que esté pasando, no quiero generar tampoco una confronta con nadie, nosotros seguiremos usando el diálogo. Pero hago un llamado a los maestros, se van a echar encima a los ciudadanos, los ciudadanos se van a enojar, los ciudadanos se van a organizar para protestar contra los maestros y es algo que yo quiero evitar.

"Muchos negocios han presentado denuncias, yo tuve una reunión con la Cámara de Comercio, ellos están preparando denuncia contra los maestros que han hecho manifestaciones y eso daña negocios y se aplicará la ley, los maestros que causen daños a un tercero le vamos a aplicar la ley", concluyó.

Tras no obtener la respuesta esperada del pliego petitorio entregado el viernes pasado, aproximadamente 150 maestros de las Secciones 50 y 21 del SNTE, inesperadamente emprendieron una nueva marcha este lunes por el primer cuadro de la ciudad.

Será este miércoles tentativamente a las 18:00, cuando los maestros se reúnan de nueva cuenta en la Macroplaza y ahí decidan si marchan o no por séptima ocasión en el año en contra de la reforma educativa.